JULIO DE 1987 Robinson y Lee se empeñaron en quitar la etiqueta de modestos

Miércoles, 7 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Los futbolistas británicos han dejado huella en Osasuna. Su personalidad contribuyó a cambiar la mentalidad de la plantilla y a convencer a muchos de que el club debía quitarse la etiqueta de modesto. El primero en llegar fue Robinson. Ezcurra tiró la casa por la ventana para intentar salvar, en la temporada anterior, al equipo. Robinson, un futbolista curtido en el Liverpool, no tenía nada que ver con Pedersen. Sammy Lee asomó después, con su aureola de gran futbolista, aunque ya algo quebrado por las lesiones. Robinson se percató pronto de la situación. Comenzó a preguntarse públicamente por qué Osasuna no podía ser campeón abriendo el debate sobre cuáles debían ser los objetivos del club.