Pedro Mari Zabalza: “Invertía en el club en lugar de fichar”

zabalza | el extécnico señala a ezcurra como el hombre más importante en la historia del club

“Ezcurra hizo que Osasuna se mantenga como club deportivo, eso lo dice todo”

Javier Saldise / Patxi Cascante - Miércoles, 7 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

pamplona - El entrenador de Fermín Ezcurra fue Pedro Mari Zabalza. No porque el presidente de Osasuna no contara con más técnicos, sino porque las figuras de ambos se asocian al osasunismo emergente de finales del siglo pasado, a grandes momentos del osasunismo previos al fútbol contemporáneo. Zabalza llegó a Osasuna en 1986, tras el relevo de Brzic, y, en total, el técnico pamplonés, tuvo tres lustros de relación en el club con el ahora fallecido -fue técnico del primer equipo hasta 1994-. “Tuvimos una relación de 15 o 16 años”, recuerda el extécnico rojillo, que dice, apenado, encontrarse fuera de Pamplona y que no va a poder asistir a los actos de reconocimiento al exmandatario rojillo. “Con Ezcurra jugué mi último año como futbolista, en Tercera División. Recuerdo que vinimos a jugar un torneo con el Athletic y Ezcurra me convenció en la cena que hubo después para que fichara por Osasuna aunque estaba en Tercera. Luego ascendimos...”, recuerda.

“Luego empezó como técnico, estaba en los juveniles y en la secretaría técnica, con Fernando Murguía. Eran otros tiempos, porque se entrenaba en el Sadarcillo, que los domingos era el sitio de aparcamiento para los socios”.

Zabalza tiene muy claro que con Ezcurra se asentaron las bases del Osasuna actual, que enseñaba Tajonar como gran elemento patrimonial y su política de cantera como estandarte, y que, en consecuencia, debe ser considerado como el hombre más importante en la historia del osasunismo. “El poco dinero que tenía, lo utilizó en hacer Tajonar y no en hacer fichajes”, continuaba su recordatorio. “Es el hombre más importante en la historia de Osasuna porque el club lo colocó en su momento a la altura del Real Madrid, Barcelona y Athletic, los únicos clubes que son sociedades deportivas, y eso lo dice todo. Osasuna difícilmente puede ganar títulos, pero con una gestión intachable se han conseguido cosas como ésta”.

“En vez de gastar en fichajes, él prefería pensar en el club y en los jugadores de aquí”, continuaba. “Por eso, hizo Tajonar y también compró un par de pisos en Pamplona para que los chavales que venían a Osasuna pudiesen estar en casas. Ezcurra era un hombre al que le gustaban que le dieran ideas, a mí me preguntaba por Lezama y otras cosas. Lo recuerdo como una persona intachable, un amigo, que fue capaz de llevar un club como una familia”.