Un ejemplo para todos

Ezcurra, posando en una de las porterías de Tajonar. (EZCURDIA)
Fermín Ezcurra saluda a Miguel Merino en presencia de Txomin Larrainzar durante una presentación de Osasuna en El Sadar. (Foto: Javier Bergasa)
Martín González, sentado en primera fila, y Ezcurra. (Foto: Javier Bergasa)

Reacciones | Exjugadores de Osasuna bajo el mandato de Ezcurra ensalzan su figura y le definen como un hombre preocupado por el club y los suyos

J. Saldise/M. Pérez/J. Leoné - Miércoles, 7 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Pamplona - Durante los 23 años ininterrumpidos de Fermín Ezcurra como presidente de Osasuna (1971-1994), fueron multitud los jugadores que desfilaron por el primer equipo del club navarro y algunos de ellos mostraron ayer su pesar por el fallecimiento. Pero no se quedaron ahí y glosaron su figura, coincidiendo en señalarle como un ejemplo para todos -como persona y dirigente-, un hombre serio y un mandatario preocupado por el club y por los suyos.

Uno de ellos, Jon Andoni Goikoetxea, recordaba con cariño al malogrado dirigente y no dudaba en alabar su calidad humana. “Era muy joven cuando empecé en Osasuna y acababa de perder a mi padre. Fermín Ezcurra (presidente), Pedro Mari Zabalza (entrenador) y Fernando Murguía (secretario técnico) me ayudaron mucho y me dieron buenos consejos”, rememoraba Goikoetxea, para quien, “si Osasuna es algo en la actualidad, en gran parte es gracias a él”. “No se volvía loco y el club fue creciendo poco a poco, con humildad y trabajo. También hizo Tajonar, el equipo jugó en Europa y la entidad se estabilizó”, desgranaba. Además, también hablaba de su fichaje por el Barcelona: “Debuté con el primer equipo en 1985 y, aunque tuve ofertas importantes para irme en el 86 y el 87, entre Ezcurra, Zabalza y Murguía me convencieron para quedarme y que esperara para irme a un club grande, y al año siguiente salió la oferta del Barça, aunque antes jugué cedido en la Real”.

Ángel Martín González, ahora director deportivo del Oviedo, desarrolló prácticamente toda su carrera deportiva como jugador rojillo con Ezcurra como presidente. “Los diez años que estuve como jugador en Osasuna, casi todos estuve con Ezcurra en la presidencia”, contaba ayer Martín González, que llegó como fichaje de invierno en la temporada 85-86. “El recuerdo que tengo es de una persona seria, muy educada, pero que no tenía problemas para mezclarse con los jugadores. Recuerdo que realizaba viajes con el equipo en autobús, algo impensable en estos momentos”. “Probablemente se puede hablar de que ha sido el presidente más importante en la historia de Osasuna”, continuaba, para añadir que “no había mucho dinero, pero los beneficios que obtenía los invertía en el club, en instalaciones. Fue un presidente importante no sólo por eso, sino porque también con él se lograron grandes éxitos deportivos”, glosaba.

El exportero Javier Vicuña es uno de los históricos de Osasuna que desarrolló prácticamente toda su actividad como jugador con el presidente ahora desaparecido. “Yo creo que entramos en Osasuna a la vez, en 1971. En Osasuna, Fermín Ezcurra ha sido un ejemplo para seguir, que no es lo de menos”, explicaba ayer. “Era una persona muy seria, parecía que no entendía, pero siempre se acordaba de todo y te lo recordaba si no lo contabas como había sido. En la negociación de las primas era así. También cuando tenías que tratar con él para renovar, porque, como no había representantes, se negociaba directamente y, con los números, no había manera”. Para rematar, recalcaba que “fue un hombre importante porque antes se entrenaba en la Vuelta del Castillo y, con él, se hizo Tajonar porque la cantera para Ezcurra era muy importante”.

A Javier Castañedatambién le tocó tratar con Fermín Ezcurra, del que le quedaba un grato recuerdo. “Aunque era mayor, su fallecimiento causa sorpresa y se trata de una gran pérdida por todo lo que he vivido con él y por lo que ha transmitido. Tuve la suerte de llegar a Osasuna cuando el equipo ascendió y dejé de jugar más o menos cuando acabó su etapa como presidente. Fue una época bonita, eso sí, con alguna tensión, y se cumplieron los objetivos de asentar el club y luego pensar en cotas más altas, como jugar la UEFA. Hizo una labor importante en lo deportivo y en lo económico. Se le echará de menos”, decía. “Fue una persona que siempre puso los intereses del club por encima de los personales y muy preocupado por conocer la gestión de otros clubes. Yo venía del Castilla y me preguntaba mucho por el funcionamiento del Real Madrid”, añadía.

Para Enrique Martín Monreal, que defendió la camiseta de Osasuna durante la etapa de Ezcurra como presidente, el de ayer fue “un día muy triste para su familia y para todos los osasunistas. Dios se lleva a uno de los grandes pilares de la historia de Osasuna, amante de la cantera como nadie y ahí ha quedado su obra en Tajonar. Un fuerte abrazo a su familia. Los osasunistas siempre lo tendremos presente. Descanse en paz”.

Según Roberto Santamaría, el que fuera portero de Osasuna durante medio mandato de Ezcurra y en la actualidad ayudante en el Promesas, dijo del malogrado dirigente que “fue un hombre que trabajó al 100% por el bien del club, muy profesional y un ejemplo para todos los que hemos pasado por Osasuna”. “No era una persona de muchas palabras, pero su presencia se hacía notar y siempre tenía mensajes de apoyo cuando acudía a cenas o reuniones”, añadía el exguardameta.

Para Miguel Merino, exjugador de Osasuna y padre del futbolista del Newcastle Mikel Merino, Fermín Ezcurra fue “el presidente con el que llegué a Osasuna y con el que viví los mejores años de mi carrera profesional. En lo personal me lo dio casi todo y es una pena que gente así desaparezca, pero es ley de vida. Tenemos que aprender de su legado porque saneó el club en un momento difícil y lo llevó a objetivos impensables”.

Iñaki Ibáñez, ahora delegado del primer equipo de Osasuna, calificó la muerte de Ezcurra como una gran pérdida: “La sensación que tengo es que se ha ido una parte importante de la historia de Osasuna. Fue el hombre que puso los cimientos del Osasuna moderno”.

Secciones