Mossos y Sànchez gestionaron el registro del 20-S, según Policía

Miércoles, 7 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

pamplona - Los documentos que los Mossos d’Esquadra pretendían quemar en la incineradora de Sant Adriá del Besós (Barcelona) contenían información altamente comprometedora para el cuerpo policial autonómico y agravan la situación judicial de su anterior jefe, Josep Lluís Trapero, y de los exlíderes de las organizaciones soberanistas ANC y Òmnium, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart. Los papeles refuerzan los indicios, según el informe policial, que ya existían de la colaboración de los Mossos con el independentismo y sacan a la luz una supuesta trama de espionaje.

Además, según se supo ayer los Mossos invitaron a los líderes soberanistas Jordi Sànchez y Jordi Cuixart a asistir a las reuniones con la Guardia Civil y aceptaron sus “sugerencias” en la gestión de la seguridad del registro del 20 de septiembre en la Consellería de Economía. El informe señala el “excepcional protagonismo” que los mandos de la policía catalana dieron a los entonces líderes de la ANC, Jordi Sànchez -ahora propuesto como candidato a la presidencia de la Generalitat- y de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, ambos encarcelados por rebelión. La Policía insiste en la relevancia que en los mandos de los Mossos dieron a los Jordis, quienes, añade el informe, “controlaron la actitud de la masa y gozaron de información sensible”.

A este respecto, el expresident Carles Puigdemont calificó de “falso relato” la acusación de “haber montado una Stasi” que hizo el portavoz del PPC, Alejandro Fernández. - D.N.

Secciones