Etxerat culpa a la "política penitenciaria aniquiladora"del fallecimiento de Xabi Rey, una muerte "evitable"

La agrupación de familiares de presos Etxerat, durante la rueda de prensa que han ofrecido tras la muerte ayer de Xabier Rey, de 38 años. (EFE)
Imagen de archivo de una rueda de prensa de Etxerat. (Cedida)

El Gobierno de Navarra pide el fin de la dispersión

D.N. - Miércoles, 7 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 12:25h.

PAMPLONA. La agrupación de familiares de presos, Etxerat, ha asegurado que la muerte ayer por probable suicidio de Xabier Rey "se podía haber evitado" y ha asegurado que la responsabilidad "recae en su totalidad en la política penitenciaria aniquiladora de excepción que mantiene el Estado español".Así lo han subrayado en una conferencia de prensa ofrecida en Pamplona, de donde era Rey, de 38 años y que cumplía condena en primer grado desde 2008, acto al que han acudido algunos familiares arropados por medio centenar de miembros de Etxerat, en cuyo nombre Patricia Velez en castellano y Urtzi Errazkin en euskera, han asegurado que desde las instituciones "no han querido" evitar esta muerte.Seis años después del cese definitivo de la violencia de ETA y un año desde su desarme, han subrayado que los presos de la organización continúan sujetos a "medidas de excepción de la política penitenciaria" que afectan tanto a los propios reclusos como a sus familiares.Así, han descrito el régimen cerrado en el que cumplen largas condenas en cárceles lejanas a sus domicilios, que añade "un importante deterioro de su salud física y psíquica" pues supone "aumentar el aislamiento, favorecer el desarraigo, propiciar situaciones límite y mantenerlas durante años", diez en el caso de Xabier Rey.A ello se suma la dificultad añadida de los familiares y allegados de desplazarse a visitar a los presos, en este caso a más de mil kilómetros de la prisión del Puerto de Santa María.Por ello, han subrayado que "la violencia de las políticas penitenciarias sigue propiciando situaciones dramáticas como la muerte de Xabier Rey", en un contexto en el que pese al cese de ETA "el Estado español sigue sin acometer los necesarios cambios en sus políticas penitenciarias".Por ello, se han mostrado muy críticos porque "esta muerte se podía haber evitado. La podían haber evitado", han señalado para valorar el "camino correcto" en el que a su juicio está inmersa la sociedad vasca para, "junto a instituciones de Euskal Herria y los agentes políticos, sindicales y sociales", afrontar "una solución definitiva al asunto de los presos en plazos razonables y factibles de tiempo".Por ello, han pedido "compromiso, determinación y valentía para afrontar de una vez el reto porque la sociedad vasca no puede permitirse una sola vez más que alguien más quede en el camino".

FIN DE LA DISPERSIÓN El Gobierno de Navarra ha defendido hoy el fin de la dispersión de los presos. La portavoz del Ejecutivo Foral, María Solana, ha indicado que el Gobierno de Navarra ya se ha posicionado en otras ocasiones "en contra" de "las políticas y medidas de excepción que a día de hoy se siguen manteniendo" en el ámbito penitenciario.Y entre ellas ha citado expresamente la dispersión por ser "una pena añadida a las condenas, y no solo para las personas condenadas sino también para sus familiares y su entorno".Hechos como el ocurrido ayer "vienen a recordar que estas medidas, por lo menos en opinión de este Gobierno, están fuera de lugar, las de excepción en general y la dispersión en concreto", ha concluido Solana.

Secciones