El Gobierno recurrirá la no admisión de su querella sobre el caso Ultzama

La consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia del Gobierno foral, María José Beaumont. (Javier Bergasa)
María José Beaumont, consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia. (Oskar Montero)

El Juzgado de Instrucción no aprecia en los gestores los delitos de falsedad documental, fraude de subvenciones, estafa ni malversación

EP - Miércoles, 7 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 13:03h.

PAMPLONA. La consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia del Gobierno de Navarra, María José Beaumont, ha manifestado este miércoles que "discrepa" de la inadmisión por parte del juzgado de la querella presentada por el propio Ejecutivo en el caso de la planta de biogás de Ultzama y ha anunciado que lo recurrirá.

Según ha indicado Beaumont en la rueda de prensa tras la sesión de Gobierno, "la juzgadora no ha apreciado correctamente la concurrencia en los hechos de los tipos delictivos que habíamos imputado a determinadas entidades tanto jurídicas como físicas".

Beaumont ha respondido, además, a UPN, que "el Gobierno no ha fracasado en los tribunales porque es una resolución que no es firme y se va a recurrir entendemos que con posibilidades de que prospere porque si no no lo habríamos hechos".

Ha añadido igualmente que "no es una querella política como ha dicho UPN sino jurídica". "La asesoría jurídica nunca decide el ejercicio de ninguna acción, sino que actúa conforme a lo que se le indica por el consejero responsable o por acuerdo de Gobierno, igual que se hacía en los Gobiernos de UPN", ha señalado la consejera.

A su juicio, "el caso Ultzama todavía tiene mucho recorrido en el sentido de que en el tribunal de cuentas se están instruyendo unas actuaciones previas, donde la instructora y, precisamente a petición del Ministerio Fiscal del tribunal de cuentas, nos ha solicitado al Gobierno tras constatar la existencia de facturas duplicadas y no justificadas una serie de informaciones adicionales al informe de la Cámara de Comptos, que es el que determinó que el tribunal de cuentas instruyera este procedimiento". "Esto no ha terminado y continuaremos hablando del asunto", ha finalizado.

QUERELLA El Juzgado de Instrucción número 1 de Pamplona ha desestimado admitir a trámite la querella interpuesta por el Gobierno de Navarra contra los gestores de la planta de biogás de Ultzama, en quienes no aprecia los delitos de falsedad documental, fraude de subvenciones, estafa ni malversación.Así lo dicta su titular en un auto, que el Gobierno ya ha anunciado que recurrirá, en el que considera que los hechos no son constitutivos de infracción penal.El auto analiza los hechos objetos de denuncia, concretados en un sistema de facturación cruzada entre la empresa adjudicataria del proyecto de la planta de biometanización de Ulzama (Levenger SL), la empresa cesionaria (Bioenergia Ultzama SA) y el Ayuntamiento de Ulzama, que con subvenciones del Gobierno de Navarra pagó las facturas que se iban generando en la construcción de planta.Según la denuncia, las empresas "Aierdi Ingenieros" y "Levenger" iban ejecutando los trabajos de construcción y puesta en marcha de la planta, y de ese modo giraban las facturas al Ayuntamiento de Ulzama por el importe correspondiente.Acto seguido, el Ayuntamiento de Ulzama giraba a nombre de la empresa concesionaria "Bioenergía Ultzama" una factura nueva por importe igual a la recibida desde "Aierdi Ingenieros" o "Levenger"."Bioenergía Ultzama" pagaba la factura al Ayuntamiento de Ulzama, el cual a su vez pagaba con ese dinero el importe adeudado a "Aierdi Ingenieros" y "Levenger".Por último y cuando el Ayuntamiento de Ulzama recibía las subvenciones del Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra, aplicaba su importe al pago a "Bioenergía Ultzama".A partir de estos hechos, el auto analiza la existencia de evidencia de los delitos a los que apunta el Gobierno de Navarra, y sobre la supuesta falsedad documental, además de apreciar que "las facturas aluden o reflejan unos trabajos que realmente fueron realizados", advierte que en este caso el tipo penal estaría prescrito tras la reforma del Código Penal de 2010.En cuanto al fraude de subvenciones, también estaría prescrito porque las subvenciones fueron concedidas en los años 2008 y 2009.Sobre la estafa, la querella apunta a este posible delito porque la cesionaria habría obtenido ayudas lucrándose de unos fondos que en parte no fueron destinados a la actividad subvencionada, afirmación que para la juez "en ningún caso es suficiente para estar en presencia de un delito de estafa. No se indica de qué manera se provocó error, cuál fue el engaño o cómo maquinaron los querellados para conseguir viciar la voluntad del querellante".En el escrito de querella se alude también a que los hechos narrados podrían constituir un delito de malversación, que solo pueden cometer autoridad o funcionario público, condición que en este caso solo tendrían dos concejales de Ultzama de entre los investigados, pero la juez advierte de que "no se indica de qué manera, en dicha condición, habrían llevado a cabo los actos" delictivos.Por todo ello, se desestima la admisión a trámite de la querella interpuesta por el Gobierno de Navarra.

RUEDA DE PRENSA DE SAYAS UPN ha advertido hoy de la "utilización ilícita y tramposa de los recursos públicos" realizada por el Gobierno de Navarra al presentar una querella "injustificada, arbitraria, sectaria y política" contra los gestores de la planta de Ultzama.Así lo ha señalado en conferencia de prensa el parlamentario regionalista Sergio Sayas, quien ha sido muy crítico con la actuación del Gobierno foral y del cuatripartito que lo sustenta al crear "un tema inexistente con el único objetivo de derribar a sus rivales políticos", advirtiendo de supuestas irregularidades en la planta de biogás de Ultzama cuando UPN gobernaba ese ayuntamiento.

Secciones