Navarra ahorrará 17,5 millones de euros en 6 años al amortizar el préstamo más caro de los vigentes

El préstamo, formalizado en 2014, costaba 4,9 millones al año en intereses

D.N. - Miércoles, 7 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 11:51h.

PAMPLONA. El Gobierno de Navarra ha amortizado un préstamo formalizado por la expresidenta Yolanda Barcina con el Banco Santander en 2014, con un tipo fijo del 3,862% y vencimiento en 2024 y que suponía un coste anual en intereses de 4,9 millones de euros. El Ejecutivo foral ha sido informado de este asunto por el consejero de Hacienda y Política Financiera, Mikel Aranburu, en la sesión celebrada esta mañana.En la rueda de prensa posterior a la sesión de Gobierno, Aranburu ha señalado que dicho préstamo, "formalizado en 2014 en unas condiciones muy desfavorables" suponía "una losa para las arcas forales".El consejero ha calificado esta amortización como "una buena operación para Navarra" y que "le permitirá ahorrar 17,5 millones de euros en los próximos 6 años, es decir, casi 3 millones de euros al año hasta el 2024".Dicho préstamo, "uno de los más costosos para Navarra de la última década y el que actualmente salía más caro a las arcas", llevaba aparejado además un coste de cancelación de 11,7 millones, ha añadido Aranburu.El Gobierno de Navarra ha procedido al pago de dicha cancelación y de 128 millones de euros para su amortización anticipada por lo que el coste total ha sido de 139,7 millones de euros.Aranburu ha señalado que "la política financiera que estamos siguiendo en el departamento desde que accedimos es ir refinanciando y quitando los préstamos más caros". Ha explicado que, para este crédito en concreto, el Gobierno disponía de tesorería, "no siempre ha sido así". "Hemos tenido la ocasión de utilizar fondos propios, remanente del ejercicio 2017", ha expuesto.Ha detallado el consejero que "la Hacienda foral cierra el ejercicio con un superávit, que proviene tanto de los mayores ingresos sobre los Presupuestos como de los ajustes que se hicieron de la recaudación y de la aportación". "Todo contribuye a que la tesorería final del año sea positiva por primera vez en diez años", ha comentado.

LIQUIDACIÓN DE PLUSVALÍAS Aranburu ha sostenido hoy que la ley foral sobre plusvalías facilita la liquidación de estas sin necesidad de resolución judicial ya que los ayuntamientos disponen con ella de una herramienta para hacerlo. Por eso la ley plantea que, "resuelta la mecánica liquidatoria, los tribunales pueden, si lo creen conveniente, devolver al ayuntamiento" los casos que hayan ingresado ya en los juzgados, un asunto que sin embargo algunos jueces han llevado al Tribunal Constitucional por considerar que se trata de una invasión de competencias. "Se hizo por facilitar los procedimientos, para que no terminen en sede judicial no se sabe cuándo, pero los jueces que han recurrido interpretan que no es competencia de Navarra que en una ley foral se diga lo que tiene que hacer un juez", ha precisado el consejero. Aranburu se ha referido también a una sentencia de casación reciente que anula la posibilidad de liquidar incluso habiendo plusvalía cierta, y de la misma ha señalado que se ha dictado sin aplicar la nueva ley foral porque ninguna de la partes alegó nada sobre la misma, por lo que "no tiene mayor repercusión" sobre ella. "Por tanto, esto no quiere decir que la ley no vaya a servir. Al contrario, ha venido a llenar un hueco que quedó con los artículos declarados nulos por el Constitucional al dar herramientas jurídicas para que se pueden resolver todos los procedimientos", ha afirmado.