Una socia más

Yolanda Martínez Vicario Mujer motera y socia de motoclub y varias socias más - Jueves, 8 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

En referencia a la carta publicada en su periódico escrita por Laura Salvador Irigoyen el día 7/3/2018, me gustaría hacer unas puntualizaciones sobre afirmaciones que no considero correctas.

Escribo esta carta como pareja de socio, motera con moto en su día y pasajera en la actualidad.

En primer lugar, las parejas de los socios/as son igualmente socios/as con los mismos derechos que el socio/a titular (excepto voto, puesto que se perjudicaría a los socios/as sin pareja).

Segundo lugar, en cualquier sociedad con estatutos la manera correcta de actuar ante una discrepancia es convocar una reunión, exponer el caso y defenderlo uno mismo. Creo que no lo has hecho así.

Tercer lugar, la peña del Jueves es una cuadrilla de amigos (socios y no socios). Se llaman así como se podían llamar Chiripitiflaúticos, que utilizan la sede que también funciona como sociedad gastronómica y no es una actividad que organiza el motoclub, por lo que nadie puede imponerles ningún comensal, al igual que cualquier otro grupo de amigos/as que utilicen la sede para sus celebraciones o reuniones siempre que cumplan las normas. No se les puede imponer ningún comensal.

Dices que te parece actitud machista. Yo creo que todos conocemos grupos de amigos/as que tienen por costumbre hacer cenas, fines de semana y muchas otras actividades que, esporádicamente o con frecuencia, deciden que sean sólo de chicas o sólo de chicos sin que a nadie se le ocurra tildarlo de machista o feminista. Cada cual es libre de organizar su ocio como quiera, y sobre todo con quien quiera. Es mi opinión.

Hay otros comportamientos más graves a mi parecer en toda la sociedad (los videos sexuales que circulan por grupos de WhatsApp, determinadas letras de canciones, realmente ofensivos, por poner unos ejemplos) que son realmente denigrantes y cosifican a la mujer pero no oigo quejas. Es muy loable la lucha por los derechos de las mujeres, pero creo que este no es el caso.

Para terminar, yo me considero igual de socia que lo eras tú, no me considero socia de segunda, y desde luego no he sentido en ningún momento actitud machista en el motoclub ni discriminada por ninguna causa. No me parece que se te haya discriminado ya que tienes acceso a todas las actividades del motoclub igual que todos/as y eres miembro de los grupos de WhatsApp relacionados con el motoclub.

Al contrario, orgullosa de pertenecer a él y de las actividades y colaboraciones altruistas que son muchas y espero que sea así por muchos años.

Secciones