Camps señala a Zaplana como el introductor de la Gürtel en Valencia

Camps se dirige a testificar en la Audiencia Nacional. (Foto: Efe)

El expresidente atribuye a Costa la financiación ilegal del PP al destacarle como único responsable de las cuentas del partido y reniega de su amistad con el Bigotes

“A Álvaro Pérez lo mandó Madrid. El presidente (Zaplana) dijo que se ocuparía de organizar actos” “Sí, le pedí lealtad (al Bigotes, al que llamó “amiguito del alma”). ¿Qué pides en Navidad? Pues cosas buenas” “Yo no conocía las cuestiones económicas, porque eso lo llevaba el secretario general del partido (Costa)” “Si Costa hubiera estado con Bárcenas me habrían dicho: ‘Paco, qué pasa que ha venido tu secretario general”

Jueves, 8 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

pamplona - Francisco Camps llegó a la Audiencia Nacional con el firme propósito de tumbar los argumentos esgrimidos por los acusados del juicio de la caja B del PP valenciano, en el marco del caso Gürtel, y desmentir a los que le han señalado como el impulsar de la estrategia de financiación ilegal las campañas electorales de 2007 y 2008. El ex ministro y el líder del PP valenciano Eduardo Zaplana y el ex secretario general del PP regional Ricardo Costa fueron las principales dianas de su declaración ayer en el juicio por la presunta financiación ilegal del PP de la Comunidad Valenciana, en el que declaró en calidad de testigo para desvincularse de las cuentas del PP y renegar de su amistad con Álvaro Pérez, el Bigotes.

El expresidente valenciano Francisco Camps aseguró en la Audiencia Nacional que su antecesor en la Generalitat, Eduardo Zaplana, envió al responsable de la Gürtel en esa Comunidad, el Bigotes, para organizar actos electorales del PP y que “ya se quedó allí en Valencia”. “Me lo enviaron desde Madrid”, dijo primero Camps para después añadir: “El presidente del partido (en Valencia) dijo que esta persona es la que se encargaría de los temas de organización de los actos, de entarimados y todo ese lío”.“Apareció por allí”, explicó el líder de los populares valencianos de 2002 a 2011 en relación con el Bigotes, con quien dijo estar “enfadadísimo” después “de este follón que ha organizado con el partido”. El expresidente enmarcó las palabras “amiguito del alma” y “te quiero un huevo” que le dedicó en la nochebuena de 2004, y que, según él, “han quedado para la historia de España”, en la pura cortesía navideña.

Camps se desvinculó de todos los asuntos económicos del partido y destacó que el encargado de atender estas cuestiones era el exsecretario general, que en estos años era Ricardo Costa, para el que la Fiscalía Anticorrupción pide siete años y nueve meses de prisión. Esta afirmación la hizo al ser preguntado por quién llevaba la contabilidad del partido: “Es el que llevaba la vida económica del partido e imagino que era el que llevaba la contabilidad de la campaña electoral también”, apuntó.

El expresidente desmintió a Costa sobre que él ordenó que algunos empresarios sufragasen con dinero negro los actos electorales de 2007 y 2008 de la formación política regional. La declaración de Costa el pasado enero tuvo un efecto político devastador para el PP. Se sumaba a la del cerebro de la trama Gürtel, Francisco Correa, quien reconoció previamente que su mercantil Orange Market, dedicada a la organización de eventos, cobró 3,4 millones de euros en negro del PP valenciano por actos electorales y otros de periodo ordinario en 2007 y 2008. De esta cantidad, 1,2 millones los pagaron al menos nueve empresarios con facturas falsas giradas por Orange Market. “Jamás habría permitido un sistema de pagos como el que usted me está diciendo”, respondió Camps al abogado del Estado, Edmundo Bal.

El expresidente también fue preguntado por la confesión que hizo Costa sobre una reunión con el extesorero del PP nacional Luis Bárcenas para trasladarle su preocupación sobre que en la Comunidad Valenciana podrían estar cometiendo irregularidades al facturar dichos actos a empresarios. Camps lo negó. “Me hubiesen dicho: ‘Paco, qué está pasando que ha venido tu secretario general’”, agregó antes de añadir que Costa no le hizo llegar una posible advertencia de la Tesorería nacional del partido. - Efe

Secciones