Los señalados por Hacienda critican una “persecución política y judicial”

Dirigentes y empresarios como Jaume Roures ven una “macrocausa absurda” de tinte ideológico

Jueves, 8 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

pamplona - El requerimiento de la Hacienda que reclama a la interventora de la Generalitat, Rosa Vidal Planella, un completo informe de los pagos a empresas, personas y entidades afines al procés desde 2015 hasta la actualidad, ha sido descalificado por algunos de los muchos señalados en la orden. En concreto, la petición se dirige a un centenar de juristas, entidades, periodistas, personas y medios de comunicación, que en los últimos años se han significado cercanos al soberanismo. Algunos de ellos, como los empresarios Jaume Roures y Oriol Soler Castanys, censuraron que se está realizando una especie de caza de brujas sin que conste orden judicial alguna que motive la petición.

El secretario de Economía de la Generalitat, Pere Aragonès, cree que “esta investigación no tiene ni pies ni cabeza” porque “el Estado tiene toda la contabilidad de la Generalitat”. De esta forma, “se quiere hacer una macrocausa desde Hacienda, en paralelo a la macrocausa judicial en curso”. El dirigente lamentó que con esta petición estemos llegando a “unos extremos absurdos” debido a que “no han encontrado nada que diga que la Generalitat financió el 1-O”. El secretario ahondó en que “todas las ayudas de la Generalitat son públicas” y que no existe fundamento para reclamar esta información porque el 20 de septiembre la Guardia Civil hizo copia.

Roures, socio gestor de Mediapro, achacó este requerimiento de Hacienda a una “persecución político judicial” que el Gobierno lleva a cabo con la “abasta” colaboración de “algunos diarios” que “reproducen” la petición de Montoro, de manera que “este muerto no te lo quita nadie”. El empresario comparó la forma de actuar del Ejecutivo de Rajoy con la de la época de la segregación racial en EE.UU: “Es como el macartismo, como cuando se dividía a la gente por su color en los autobuses”.

Según el empresario Oriol Soler Castanys, la investigación no tiene base;y explicó que el procedimiento en su caso sigue un parámetro usado por el Gobierno: “Primero apareces señalado por los confidenciales, luego apareces en determinada prensa, después apareces en informes y luego puedes estar involucrado en algún procedimiento judicial”.

PDeCAT y ERC pidieron en el Congreso la comparecencia de Montoro para que explique “la caza de brujas”. - D.N.