La mujer hallada en un embalse de Asturias murió violentamente

El ministro del Interior insiste en que este caso no está relacionado con las otras dos desaparecidas en Gijón y Avilés

Jueves, 8 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

oviedo - La mujer cuyo cadáver fue encontrado el martes por la tarde en el embalse de Arbón, la gijonesa de 43 años que llevaba desaparecida desde el 13 de febrero, murió de forma violenta, aunque la Guardia Civil ha evitado dar más detalles porque la investigación se encuentra bajo secreto de sumario dictado por el Juzgado de Luarca.

La autopsia se llevó a cabo ayer por la mañana en el Instituto de Medicina Legal de Oviedo, donde los expertos concluyeron que la mujer, María Paz Fernández Borrego, identificada gracias a su cabello, a su ropa y a un tatuaje que tenía en un hombro, murió en condiciones violentas.

El cadáver de la víctima fue encontrado sobre las 15.50 horas del martes en una zona de difícil acceso en una orilla del embalse cercana a un camping. Horas después, el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil rescató el cuerpo y lo trasladó al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) de Oviedo para su estudio radiográfico. Finalmente, el cadáver fue enviado al instituto anatómico forense de para la realización de la correspondiente autopsia.

Fernández estaba siendo buscada por la Guardia Civil desde que desapareciera el pasado 13 de febrero en Navia, localidad a la que había ido a pasar unos días. Su vehículo había sido localizado junto al hospital de Jarrio, en el municipio vecino de Coaña, a unos 12 kilómetros del embalse en el que las autoridades encontraron el cuerpo sin vida.

otras desapariciones Tanto la Guardia Civil como la Policía Nacional siguen trabajando en la búsqueda de otras dos mujeres desaparecidas en Asturias (Concepción Barbeira en Avilés y Lorena Torre, de 40 años, en Gijón) durante los últimos días, aunque ambos cuerpos descartan que las desapariciones estén relacionadas. El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, también insistió ayer en que los tres casos “no tienen nada que ver uno con otro”. - Efe

Secciones