Dos detenidos por robos con fuerza en Ansoáin y Tafalla

Un policía engrilletando a un detenido. (POLICÍA FORAL)

Uno forzó la ventanilla de un vehículo y otro los precintos de bebidas en un supermercado

D.N. - Jueves, 8 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 12:20h.

PAMPLONA. Agentes de la Policía Foral, adscritos a la Brigada de Policía Judicial Pamplona, han detenido recientemente en Ansoáin a un vecino de 25 años, de origen rumano y con antecedentes relacionados, como presunto autor de un delito de robo con fuerza en el interior de vehículo.El detenido forzó la ventanilla de un turismo del que sustrajo un teléfono móvil, unas gafas graduadas y otras de sol. La víctima interpuso denuncia en la Oficina de Denuncias y Atención Ciudadana de la Plaza del Castillo, en la que facilitó el número de IMEI del smartphone robado. Las investigaciones posteriores hicieron posible la identificación de la persona que estaba utilizando el móvil y su posterior detención. Las diligencias propias del atestado han sido enviadas al Juzgado de Instrucción nº 1 de Pamplona.Desde Policía Foral se recuerda nuevamente a todas las personas que hayan sido víctimas del robo de su teléfono móvil, que para su posterior localización es necesario que aporten el número IMEI del terminal, que puede conseguirse pulsando en el mismo el código *#06#. Una vez obtenido se recomienda guardarlo en lugar seguro a estos efectos.Detenido por robar bebidas en un supermercadoPor otra parte agentes de la Policía Municipal de Tafalla han puesto a disposición de la Policía Foral a un vecino de Madrid de 26 años y con antecedentes, como presunto autor de un delito de robo con fuerza.Los hechos sucedieron en un supermercado, en el que los empleados le sorprendieron manipulando los precintos de las botellas, momento en que se dio a la fuga. Los trabajadores solicitaron presencia policial y persiguieron al ladrón. Cuando llegó la Policía, los agentes se entrevistaron con los alertantes y con el presunto ladrón, que en un primer momento negó los hechos y posteriormente reconoció haber robado siete botellas de güisqui y ron de alta calidad. Además, los policías encontraron varias cajas de bebidas que presuntamente habían sido sustraídas por la misma persona y con el mismo modus operandi. Al superar todo ello los 600 euros fue arrestado como presunto autor de un delito de robo con fuerza en las cosas.Los agentes municipales trasladaron al detenido hasta la comisaría de Policía Foral en Tafalla, donde un equipo de policía judicial se encargó de instruir el atestado.

Secciones