La comunidad universitaria apoya las reivindicaciones del 8-M

EFE - Jueves, 8 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 14:44h.

PAMPLONA. La comunidad universitaria de la UPNA se ha sumado hoy con sendas concentraciones en Pamplona y Tudela a las movilizaciones convocadas con motivo del 8 de marzo en favor de la igualdad y la presencia de las mujeres en todos los ámbitos de la vida y contra la brecha salarial y la violencia machista.

Al acto que ha tenido lugar en el campus de Pamplona se han sumado el rector de la UPNA, Alfonso Carlosena, la secretaria general, Inés Olaizola, y las vicerrectoras de Enseñanzas (Carmen Jarén), Estudiantes Empleo y Emprendimiento (Cristina Bayona), y Proyección Universitaria y Relaciones Institucionales, Eloísa Ramírez.

En la concentración han estado presentes estudiantes, personal docente e investigador y personal de administración y servicios, según informa la UPNA en un comunicado, en el que indica que en la UPNA de Tudela ha tenido lugar también una concentración con el mismo motivo que se ha realizado en el hall del edificio principal.

La Universidad Pública de Navarra se ha adherido al manifiesto elaborado por Crue Universidades Españolas, organismo integrado por 76 de estas instituciones de carácter público y privado.

En el texto se destaca el compromiso de las universidades por eliminar los obstáculos que impiden la igualdad real y su apuesta por conseguir "una representación equilibrada de mujeres y hombres en los diversos órganos de gobierno y en alcanzar una mayor visibilidad de las aportaciones de las mujeres a la Ciencia".

Asimismo, se resalta el deber que tienen las universidades de ser promotoras de la justicia social y reconoce de manera específica la labor de sus Unidades de Igualdad en la incorporación de la perspectiva de género, a través del diseño de planes de igualdad y protocolos para hacer frente al acoso sexual y sexista en el ámbito académico.

Se reconoce además que "la igualdad efectiva dista de ser una realidad" y que el desequilibrio "se pone de manifiesto tanto en la carrera investigadora como en la académica" y también "en los órganos de gobierno de las universidades", por lo que se señala que "es necesario renovar el compromiso activo de los gobiernos de las universidades para situar la igualdad de género como una prioridad estratégica".

Profesionales y estudiantes de la Universidad de Navarra se concentran bajo el lema 'Corresponsabilidad'

Profesionales y estudiantes de la Universidad de Navarra han participado este jueves en una concentración para sumarse a la celebración del Día Internacional de la Mujer. Bajo el lema 'Corresponsabilidad', más de 700 personas se han reunido en la explanada del edificio de Ciencias. La concentración ha estado encabezada por integrantes del grupo Genovifem, acompañadas de diversas autoridades del centro académico, ha destacado la Universidad de Navarra en un comunicado.

En el manifiesto, leído en castellano y euskera, se señala que hoy, 8 de marzo, es un día de celebración. "Celebramos que la Universidad en todo el mundo es ya mayoritariamente un espacio plural, así como los logros importantes que han cambiado el mundo, por la presencia femenina en la política, en la empresa, en la ciencia, en todos los ámbitos de la sociedad", resalta. Unos logros, continúa el texto, "conseguidos gracias a muchas mujeres que han sido valientes y que han tenido que pagar un elevado precio".

Según indica, "muchas conquistas han sido posibles porque hombres dotados de inteligencia y sensibilidad han apoyado a las mujeres en sus reivindicaciones". "De ahí el lema de la concentración: "Juntos podemos más. Juntos podemos seguir haciendo una sociedad mejor", afirma. "La corresponsabilidad nos ayudará a vencer, con coraje, con lucidez, con sensibilidad, los obstáculos que todavía impiden la igualdad", señala el manifiesto.

La concentración ha sido convocada por Genovifem, un grupo de la Universidad de Navarra formado por mujeres y hombres cuyo objetivo es "promover la visibilidad de la aportación femenina en todos los campos científicos". "Queremos rescatar del olvido, queremos poner rostro, queremos oír la voz de muchas mujeres protagonistas de la historia, injustamente ignoradas. Ellas son la otra parte de la historia", recoge el manifiesto. El texto concluye indicando que es necesario "abrir los ojos para verlas, abrirlos para ver el camino que queda por recorrer". "Todavía hoy las mujeres sufren violencia o discriminación, en países lejanos y también a la vuelta de la esquina", remarca.