Hacienda y sindicatos pactan una subida salarial de hasta el 8,79% en tres años para funcionarios

ELA critica que el acuerdo da cobertura a la austeridad y va contra el autogobierno

Sábado, 10 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

pamplona - El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, calificó ayer de “histórico” el acuerdo salarial alcanzado para los empleados públicos porque, por primera vez, se vincula la subida al crecimiento económico, al tiempo que ha animado a emularlo en el sector privado. Tras la firma, el ministro añadió que se trata también del primer acuerdo que se liga a la corrección del déficit público, condicionando una subida adicional a las administraciones que cuenten con recursos.

El acuerdo alcanzado entre el Ministerio de Hacienda y Función Pública y los principales sindicatos del área pública (CSIF, CCOO y UGT) contempla un incremento retributivo para los empleados públicos de entre el 6,1% y hasta el 8,79% (en el mejor de los escenarios) en el trienio 2018-2020, así como diversas mejoras laborales.

“Hay crecimiento económico y es el momento de que revierta sus beneficios a quienes están protagonizándolo, que son funcionarios públicos y trabajadores en la mayoría de las empresas”, dijo Montoro, quien animó al sector privado a que “tome buena nota” ahora que tienen pendientes el cierre de su acuerdo salarial. El ministro explicó que, aunque no ha habido una recentralización de competencias, el Estado devolverá la capacidad de negociación las 35 horas semanales a las autonomías sin déficit, siempre que no afecte al objetivo de temporalidad máxima del 8%.

El PSOE, no obstante, acusó al Gobierno de actuar “sin lealtad” al pactar con los sindicatos una subida para todos los funcionarios públicos sin contar con las Comunidades Autónomas, que son las que van a “pagar esa foto” dado que de ellas dependen más empleados públicos.

La secretaria de Función Pública del PSOE, Isaura Leal, saludó la subida salarial pactada si bien recordó que el acuerdo no alcanza a compensar el poder adquisitivo perdido en estos seis últimos años de Gobierno del PP.

En un comunicado, Leal ha remarcado que su partido lleva seis años exigiendo al PP que abandone su política de recortes en los derechos de los empleados públicos porque el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha promovido en estos años un ataque directo a los servicios públicos más esenciales como la sanidad, la educación y los servicios sociales.

El sindicato ELA criticó el acuerdo alcanzado en Madrid por entender que “no supone ningún avance en empleo ni en la recuperación del poder adquisitivo perdido”. ELA tachó este acuerdo de “insuficiente, puesto que da cobertura a las políticas de austeridad que han supuesto la destrucción de más de medio millón de empleos públicos;no hace frente a la grave situación del empleo en las administraciones públicas, y además de no abordar la recuperación del poder adquisitivo, puede suponer incluso una pérdida mayor, ya que el acuerdo en ningún caso garantiza el IPC, y pretende eliminar la referencia a dicho índice”.

Otro motivo de crítica, para ELA, es que la propuesta “sigue ahondando en las políticas de injerencia y centralización liderados por el Gobierno y los sindicatos estatales”. ELA, por tanto, reclamó a los gobiernos de Navarra y la CAV que hagan valer su capacidad de autogobierno y dejen de compartir los dictados marcados por Madrid, y a los partidos con representación en el Congreso que no den cobertura a este acuerdo en los Presupuestos del Estado para 2018.

La Federación de Empleados Públicos de USO considera “insuficiente” la subida salarial. El secretario general de la federación, Luis Deleito, criticó el “triunfalismo” con el que considera que los firmantes han celebrado el acuerdo, ya que “en ningún modo se reparan, ni mucho menos se mejoran, los derechos salariales y laborales sustraídos”. - D.N.