Rusia prueba un misil hipersónico con el punto de mira en EEUU

El artilugio, único en el mundo, tiene un alcance de 2.000 kilómetros y es ilocalizable para radares

Ignacio Ortega moscú - Rusia anunció ayer un ensayo del nuevo misil hipersónico Kinzhal, capaz de burlar el escudo antimisiles de EEUU, país al que el Kremlin acusa de provocar una nueva carrera armamentista en el mundo. - Lunes, 12 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

“La tripulación de un caza MiG-31 efectuó un lanzamiento de prueba de un misil hipersónico de alta precisión Kinzhal”, informó el Ministerio de Defensa ruso en un comunicado.

El lanzamiento tuvo lugar después de que el presidente ruso, Vladímir Putin, presentara en sociedad dicho misil y el resto del nuevo arsenal estratégico ruso el pasado 1 de marzo durante su controvertido discurso sobre el estado de la nación.

“Esto no es un farol. Créanme”, dijo entonces Putin, al que algunos analistas occidentales y rusos rebatieron en los días posteriores al poner en duda la mera existencia de dichas armas, que tacharon de “ciencia ficción”.

Ahora, el anuncio del ensayo parece hacer realidad las peores pesadillas de los que pronostican una nueva carrera armamentista similar a la que puso al mundo al borde de la tercera guerra mundial durante la Guerra Fría.

Putin responsabiliza de la actual situación a EEUU por salirse unilateralmente en 2002 del tratado de defensa antimisiles y considera una “burda mentira” que ese paso estuviera justificado por los atentados de septiembre de 2011.

Mientras Donald Trump y Angela Merkel, expresaron su preocupación ante la amenaza del nuevo arsenal ruso, China aprobó un aumento del 8,1 % de su gasto de defensa para este año.

avance tecnológico El misil aerobalístico Kinzhal (Daga en ruso), que tiene un alcance de más de 2.000 kilómetros y una velocidad diez veces mayor que el sonido, impactó en un blanco en un polígono militar, según la nota oficial.

El avión supersónico MiG-31, que despegó desde un aeródromo situado en el sur del país, fue modernizado especialmente para portar dichos misiles de emplazamiento aéreo y puede llevar al Kinzhal al lugar de lanzamiento en cuestión de minutos.

Hace diez días Putin ya aseguró que, pese al “atraso tecnológico” ruso en otros terrenos, dicho misil es por sus características único en el mundo y que hace inútil el escudo estadounidense, lo que fue confirmado ayer por Defensa.

“No tiene análogos en el mundo”, se precisa en el comunicado, en el que se destaca que la capacidad de maniobrar permanentemente durante su trayectoria, independientemente de las condiciones climatológicas, lo convierte en ilocalizable para los radares enemigos.

Este misil, que puede portar tanto ojivas nucleares como cargas convencionales, está en servicio en el Ejército ruso desde el 1 de diciembre pasado.

“El Kinzhal aumenta considerablemente las posibilidades de las Fuerzas Aeroespaciales Rusas de reaccionar ante una posible agresión y junto a otros sistemas permitirá disuadir a los enemigos de acciones precipitadas”, se subraya en la nota.

Putin no sólo mencionó en su discurso el Kinzhal, sino también el misil intercontinental pesado Sarmat, armas con rayos láser, drones submarinos y los sistemas Avangard, equipados con misiles de crucero.

El ministro de Industria y Comercio, Denís Mantúrov, aseguró ayer que el Ejército ruso habrá recibido todo ese armamento para 2027 en el marco del nuevo programa de rearme aprobado por el propio líder ruso.

En una entrevista concedida al canal NBC y divulgada el sábado por el Kremlin, Putin aseguró que, gracias al nuevo arsenal ruso “todo el dinero de los contribuyentes norteamericanos” invertido en el escudo antimisiles “había sido tirado a la basura”.

Con todo, en su opinión, nadie esperaba que Rusia diera un “gigantesco salto” tecnológico en tan corto espacio de tiempo, pero es que no tenía otra opción, si no quería quedar totalmente “indefensa”.

Eso sí, Putin aseguró, citando la doctrina militar rusa, que el Kremlin sólo recurriría a ese arsenal si es atacado con armas nucleares o con armamento convencional que ponga en peligro la supervivencia del Estado.

Putin siempre ha mantenido que Rusia nunca se verá involucrada en una carrera armamentista como la lanzada a finales del siglo XX por el presidente de EEUU Ronald Reagan y que es considerada la principal causa detrás de la disolución de la antigua Unión Soviética.

las claves

Doctrina militar rusa. Putin recalcó en una entrevista que, fiel a la doctrina militar de su país, el Kremlin solo utilizará este misil si es atacado con armamento nuclear o si está en peligro la supervivencia del Estado.

Desde el 1 de diciembre. El misil se encuentra en servicio en el Ejército ruso desde el 1 de diciembre.

la frase

vladimir putin “los norteamericanos han tirado su dinero a la basura”

El presidente ruso afirmó que el dinero de los contribuyentes estadounidenses invertido en el escudo antimisiles no ha servido para nada.