Feminismo y famosos

Olatz Jiménez Nadales - Lunes, 12 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Me da pena. Me da pena que muchas veces no se reconozca debidamente el trabajo que hacen los colectivos feministas. Pero más pena me da aún que, después de todos los años que llevan reivindicando derechos, muchos de ellos aún lejanos, visibilizando y normalizando nuevas costumbres en la mujer y empoderándola, se le dé más importancia a un par de repentinas frases improvisadas de nuevos famosos, hasta ahora sin relevancia alguna.

Y sí, ¡eureka!, hago referencia al alabado programa de Operación Triunfo, el mismo que ha obnubilado a más de media España en tiempo récord. Lo dicho, algunos concursantes de este programa han ido soltando frases consideradas “feministas” durante la emisión del mismo, las cuales han sido aplaudidas por los fans y los no tan fans. Porque, sí, preferimos sentarnos en el sofá a comentar lo “guay” que es tal persona antes de salir a la calle a reclamar lo que deberíamos tener, y no tenemos.

Desde principios de año he visto muchas más noticias sobre estos concursantes y sus frases célebres que de colectivos, actos y movimientos feministas y sus novedades y avances. Y, cómo no, ha habido oleada de “fans feministas” por estos comentarios (muchas veces sin sentido), y no porque de verdad crean que las mujeres no estamos en igualdad, que seamos menos que los hombres, porque hasta ese momento puede que ni siquiera se hubieran percatado de la situación actual de la mujer. Y el que no ve la realidad es porque no quiere.

Claro que estoy a favor de que se visibilicen estas ideas por televisión y veo estupendo que estos nuevos famosos den su opinión, puede que así mucha gente cambie su punto de vista en lo que se refiere a las costumbres casi siempre impuestas de la mujer. Pero eso es lo que más me entristece, tener que llegar a ese punto para basar nuestro discurso cuando se lleva años trabajando en este tema.

Lo que pasa es que nos gusta mucho más ser como que ser. No nos involucramos en actos feministas porque ¿para qué?, pero cuando vemos que a tal persona popularmente conocida le ha valido el decir dos frases reivindicativas, cambiamos de forma de pensar radicalmente.

Estamos vendidos, vivimos como borregos, sin opinión propia porque, claro, construir una ideología a base de argumentos cuesta, ¿verdad? Y, ¿qué queréis que os diga?, poco vamos a conseguir con este postureo continuo que llevamos, ¿no creéis?

Menos aparentar y más vivir consecuentemente.