servicios jurídicos del Parlamento foral

Quien comparezca en comisión de investigación "no puede guardar silencio sin justificación"

EP - Lunes, 12 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 13:41h.

PAMPLONA. Los servicios jurídicos del Parlamento de Navarra han elaborado un informe en el que concluyen que las personas que comparezcan en comisiones de investigación no tienen derecho "a guardar silencio sin justificación, pues su deber es colaborar con la comisión en el esclarecimiento del objeto de la investigación".

La Mesa y la Junta de Portavoces del Parlamento se han dado por enteradas este lunes de este informe sobre las obligaciones que resultan de aplicación a las personas que son llamadas a comparecer en las comisiones de investigación del Legislativo.

En concreto, los servicios jurídicos señalan que los derechos procesales recogidos en la Constitución española "no implican que el compareciente tenga derecho a guardar silencio sin justificación, pues su deber es colaborar con la comisión en el esclarecimiento del objeto de la investigación, siempre que su declaración veraz no afecte a su posición jurídica como ciudadano".

Además, el informe añade que "el derecho a no declarar contra sí mismo y a no confesarse culpable para no perjudicar su derecho de defensa en la medida que el acto parlamentario de comparecencia pueda tener eventualmente relieve procesal 'in peius' en sus posiciones jurídicas deberá ser objeto de alegación de manera individualizada y específica ante la pregunta que se le formule".

Los servicios jurídicos también señalan que las comisiones de investigación tienen la facultad de requerir, "en forma legal y bajo apercibimiento, la presencia de cualquier persona para informar y contribuir al esclarecimiento de los hechos que son objeto de investigación por la comisión, potestad que comporta el deber de comparecer al amparo del artículo 502 del Código Penal, puesto que en caso de incomparecencia se puede incurrir en delito de desobediencia".

Añade el informe jurídico en sus conclusiones que "el Parlamento debe velar para que ante las comisiones de investigación queden salvaguardados el respeto a la intimidad y el honor de las personas, el secreto profesional, la cláusula de conciencia y los demás derechos constitucionales de los comparecientes".