las investigaciones apuntan a que la detenida por la muerte de Gabriel actuó sola

La madre de Gabriel: "Que esto no acabe en rabia ni se hable de la detenida"

"En honor al 'pescadito', que nadie hable de esta mujer más, que no aparezca en ningún sitio y que nadie retuitee cosas de rabia porque ese no era mi hijo y esa no soy yo", declara - "Estamos todos destrozados"

EP - Lunes, 12 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 09:46h.

MADRID. Patricia Ramírez, madre del niño de 8 años Gabriel Cruz, que ha sido hallado muerto tras desaparecer en Almería hace 12 días, ha pedido este lunes que el trágico suceso "no acabe en rabia" y "que no se hable" de la mujer detenida, pareja del padre y sorprendida transportando el cuerpo del menor, porque "no se merece que se le de cobertura".

"En honor al 'pescadito', que nadie hable de esta mujer más, que no aparezca en ningún sitio y que nadie retuitee cosas de rabia porque ese no era mi hijo y esa no soy. Que pague lo que tenga que pagar, pero que lo que quede de este caso sea la fe y las buenas acciones que han salido por todos lados y han sacado lo más bonito de la gente. No puede quedar todo en la cara de esta mujer y en palabras de rabia", ha dicho en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press.

En esta línea, ha llamado a "que no salga de ella ninguna foto" ni tenga más atención porque "no se merece que se le dé cobertura ni se lo merece Gabriel". "Quiero que esto termine con el corazón de la gente calentito y no con la rabia que esta señora nos ha sembrado", ha afirmado.

Asimismo, ha agradecido "a todo el mundo que se ha volcado tanto en ayudar físicamente" en la búsqueda "como en la investigación o llenando de mensajes de cariño". "No tengo palabras para agradecer a toda la gente y todas las acciones bonitas que han salido", ha dicho Patricia Fernández, quien ha instado a colocar en las ventanas, un día más, un "pescadito" con "una palabra bonita" en recuerdo de Gabriel.

Por otra parte, Patricia Ramírez ha aclarado que desde que desapareció el menor ella sólo se ha mostrado en la web lanzada por el entorno de la familia para promover su búsqueda, 'Todos Somos Gabriel' así como en la cuenta de Twitter asociada a la misma, y ha pedido a quienes están suplantando su identidad en otras redes sociales difundiendo en su nombre imágenes de duelo que dejen de hacerlo.

"A aquellas personas que han estado utilizando mi foto por el bien de Gabriel y han hecho montajes bonitos se lo agradezco de corazón, pero en este momento hay personas en Facebook e Instagram que están hablando en mi nombre, como Patricia Ramírez, y poniendo fotos para que todo el mundo comparta", ha denunciado.

"ME ESTÁN CAUSANDO DOLOR" "Les rogaría que miren dentro de su corazón y que por favor, no hagan esto porque no soy yo y no deben hacer esto, que me están causando dolor, porque yo no quiero ver esas fotos que ponen de pérdida y desde luego, no quiero que hablen por mi", ha añadido la madre de Gabriel.

Patricia Ramírez ha incidido en que ella no ha puesto "ni una sola foto para que se comparta, ni un sólo vídeo para que se comparta" con imágenes de duelo y de dolor y el día que tenga que hacerlo, será ella quien comparta su propia fotografía.

"Todas esas personas que están utilizando la muerte de mi hijo para que las sigan, que miren en su corazón, reflexionen y borren esas cuentas porque ni se lo merece mi hijo ni me lo merezco yo ni se lo merece su padre, que está destrozado", ha añadido.

En declaraciones remitidas a los medios de comunicación, Patricia Ramírez ha dado las gracias "desde lo más profundo de mi corazón" a todos los voluntarios, bomberos, Protección Civil, Guardia Civil, Policía Local, al equipo de investigación, a los vecinos y a la gente que "ha mandado mensajes de amor uno tras otro", por su colaboración para la búsqueda de Gabriel durante los 12 días en los que se prolongó su búsqueda tras su desaparición el día 27 de febrero, cuando salió de casa de su abuela para ir a la de unos primos a unos 100 metros de distancia en Las Hortichuelas de Níjar (Almería).Entre llantos, la madre del pequeño ha reclamado que se mantenga "todo ese movimiento que se ha creado de buenas personas" para trasladar mensajes positivos en torno a su hijo y que quedó patente no solo a través de las redes sociales sino también en las continuas concentraciones que se han dado con especial fuerza en la capital almeriense, cuando 8.000 personas se concentraron en la Puerta de Purchena el pasado viernes para apoyar a la familia y otras 12.000 acudieron al mismo punto el domingo para trasladar su pésame.Asimismo, ha reclamado que "no se nombre" a la sospechosa de la muerte de Gabriel para que "no se quede en la retina, sobre todo de los niños que han dibujado los pescados" que han sido un símbolo continuo de la causa. "Que se quede el amor, que mi 'pescaíto' está nadando hacia el cielo y va estar bien. Sé que le gustaría que esto terminara con un mensaje positivo", ha dicho la progenitora del menor.

"ACTUÓ SOLA" La principal hipótesis con la que trabajan los investigadores del caso del niño Gabriel es que la principal sospechosa de la muerte del pequeño, la dominicana Ana Julia Quezada, la pareja sentimental del padre de la víctima, actuó sola.Así lo han indicado fuentes de la investigación, que han precisado que, de todos modos, todas las hipótesis permanecen abiertas, incluido el móvil que pudo llevar a Quezada a acabar con la vida de Gabriel.La declaración de la mujer será clave para reconstruir la secuencia de los hechos, que comenzaron el 27 de febrero cuando, al parecer, el niño salió de la casa de la abuela paterna para ir a jugar con sus primos. Precisamente, en la casa solo estaban la abuela y Quezada.También será determinante la autopsia que se está realizando al cuerpo del pequeño en el Instituto de Medicina Legal de Almería, que podrá determinar cuándo murió y la causa de su muerte.Fue Quezada la que encontró una camiseta del niño días después de la desaparición, prácticamente seca -cuando había llovido sin parar durante varias jornadas-, encima de un arbusto y en una zona que ya había sido rastreada.Un hallazgo que centró un poco más las sospechas de los agentes, que ayer detuvieron en Vícar (Almería) a esta mujer cuando trasladaba el cuerpo sin vida de Gabriel en el maletero de su coche.