Ana Julia escondió el cuerpo de Gabriel en una acequia, tapado con tierra y ramas

La detenida no admite ningún delito tras el registro de la finca y su casa

Registran la finca de Rodalquilar, donde pudo estar oculto el menor, en presencia de la única detenida La principal hipótesis es que la principal sospechosa actuó sola

Martes, 13 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

almería - La autopsia practicada a Gabriel Cruz ha revelado de forma preliminar que el niño de ocho años falleció por estrangulamiento el primer día de su desaparición, el 27 de febrero, según informaron fuentes de la investigación.

La autopsia se realizó en el instituto anatómico forense de Almería después de que este domingo fuera hallado el cuerpo de Gabriel envuelto en una manta dentro del maletero del coche que condujo desde Las Hortichuelas a la Puebla de Vícar la actual pareja del padre del menor, Ana Julia Quezada, que fue arrestada por agentes de la Guardia Civil. Las autoridades han dispuesto, de acuerdo con los padres del pequeño, que la capilla ardiente se instale en la Diputación de Almería. El funeral está previsto que se celebre hoy a las 10.30 horas.

A primera hora de la tarde de ayer, la Guardia Civil trasladó a la principal sospechosa del asesinato del pequeño Gabriel, Ana Julia Quezada, hasta una finca en la pedanía de Rodalquilar, en Níjar (Almería), para efectuar un registro.

La detenida ha pasado su segunda noche en los calabozos de la Guardia Civil. De momento no reconoce ningún delito de los que se le imputan, pero los agentes de la UCO tienen una prueba letal contra ella: fotografías de cómo trasladó y metió el cadáver del niño en el maletero del coche.

Fuentes de la investigación indicaron que la arrestada, la pareja del padre del pequeño, Ángel Cruz, fue conducida en un furgón del Instituto Armado y ha llegado a las 15.30 horas al mismo tiempo que la comitiva judicial encabezada por el juez instructor de la causa, el magistrado Rafael Soriano, quien ha decretado el secreto de las actuaciones. La práctica de esta diligencia se enmarca dentro de las pesquisas que están realizando los agentes de la Policía Judicial para reconstruir qué paso con Gabriel Cruz desde que se perdió su rastro el pasado día 27 en Las Hortichuelas y determinar si permaneció oculto en el interior de un pozo o aljibe hasta que la única sospechosa por el momento decidió el traslado de su cuerpo sin vida hasta el municipio de Vícar.

La finca, que se somete a registro después de que el informe preliminar de autopsia haya revelado que Gabriel falleció “por estrangulamiento” el mismo día de su desaparición, está vinculada a la familia del padre del menor y había estado en régimen de alquiler si bien “desde hace dos meses” no tenía arrendatario. La zona, situada a unos cinco kilómetros del punto donde se perdió el rastro del menor, habría sido objeto de investigación días antes del fatal desenlace.

Las mismas fuentes aseguraron que la detenida, que ha estado en dependencias de la Comandancia de Almería desde que la Guardia Civil interceptó el turismo de color gris que conducía con el cadáver del niño en el interior del maletero y envuelto en mantas, no habría prestado declaración aún ante los agentes encargados del caso a la espera de la práctica de esta y otras diligencias. La principal hipótesis con la que trabajan los investigadores es que la principal sospechosa de la muerte del pequeño, la dominicana Ana Julia Quezada, actuó sola. Así lo indicaron fuentes de la investigación, que precisaron que, de todos modos, todas las hipótesis permanecen abiertas, incluido el móvil que pudo llevar a Quezada a acabar con la vida del pequeño Gabriel.

Todo apuntaba a Quezada Fue Quezada la que encontró una camiseta del niño días después de la desaparición, prácticamente seca (cuando había llovido sin parar durante varias jornadas), encima de un arbusto y en una zona que ya había sido rastreada. Un hallazgo que centró un poco más las sospechas de los agentes, que este domingo detuvieron a esta mujer cuando trasladaba el cuerpo sin vida de Gabriel en el maletero de su coche.

De manera premeditada o no, la mujer estranguló al menor, le desvistió para quitarle por lo menos la camiseta interior que llevaba bajo la sudadera con capucha roja, y depositó el cuerpo en la hondonada de una acequia seca que hay junto al aljibe de la finca. Después lo cubrió con tierra y ramas. Y regresó a la casa de la abuela en Las Hortichuelas, según fuentes policiales.

Tras el terrible suceso, el alcalde de la localidad almeriense de Vícar, Antonio Bonilla, convocó ayer una concentración en memoria del pequeño Gabriel Cruz y precisó en declaraciones a Canal Sur TV que la corporación ha decretado tres días de luto oficial en Vícar, concretamente, desde ayer hasta mañana, con el fin de “expresar ese dolor colectivo de los ciudadanos por la pérdida y muerte de Gabriel”.

El alcalde añadió que la “dolorosa noticia les ha partido el corazón”, y que ha supuesto una “consternación colectiva” en el municipio, ya que se trata de un lugar donde “la convivencia y la armonía es un hecho evidente”. - Efe/E.P.

LOS DATOS

12 desapariciones de menores son de “alto riesgo”. Las fuerzas de seguridad buscan a 12 menores cuya desaparición es considerada de “alto riesgo”, según datos del Ministerio del Interior que reflejan que una de cada tres denuncias de desapariciones activas en España corresponde a menores.

El repudio de la Embajada dominicana. La Embajada de la República Dominicana en España expresó “su más sentido pesar y profundo repudio” por el asesinato de Gabriel y aseguró que es una tragedia que “ha estremecido a nuestra comunidad en España y a la sociedad dominicana”.

La Junta de Andalucía. La consejera de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio, subrayó ayer la consternación de “todos los andaluces” y pidió que se haga “máxima justicia”.

Otros casos. Juan José Cortés, el padre de Mari Luz Cortés, la niña de 5 años asesinada por el pederasta Santiago del Valle en enero de 2008, expresó su deseo de que Ana Julia Quezada “no pueda zafarse de la prisión permanente revisable”.

Sus antiguos vecinos. Los vecinos del barrio en el que vivió la principal sospechosa del asesinato de Gabriel en Burgos durante más de 20 años han mostrado su sorpresa y consternación tras enterarse de su detención y el revuelo en el bloque donde residía y su lugar de trabajo fue constante desde primera hora de ayer.

Agresión a Quezada. Quezada Cruz sufrió ayer un intento de agresión por parte de numerosos vecinos tras un registro en la vivienda en la que reside en Vícar.

El Post-it

El último adiós. Miles de personas visitan la capilla ardiente de Gabriel Cruz para acompañar a la familia del menor cuyo cadáver fue encontrado este domingo en el vehículo de la pareja del padre. Carteles de apoyo, pescaítos como los que durante días lucen hasta en el último rincón de Almería en apoyo a la familia del niño, gritos de ánimo y aplausos, todos se fundieron en uno para dar el último adiós al menor y trasladar el cariño de la sociedad almeriense a sus progenitores.