Barkos buscará 'consenso parlamentario'

El Gobierno ultima una Ley Foral para reordenar el sistema público de salud

Baluarte acoge una jornada para ver la manera garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario en el siglo XXI

“Desde 2015 han bajado en 15.000 personas las listas de espera y han subido en 126 millones los presupuestos”. “Un cambio real en salud es para una década y hace falta un consenso político, social y profesional”

Txus Iribarren / Unai Beroiz - Martes, 13 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Pamplona - La presidenta Uxue Barkos subrayó la apuesta política de las fuerzas que apoyan el cambio por un sistema sanitario público que garantice el derecho a la salud a toda la población navarra (incluso pese a la interferencia del Tribunal Constitucional), compromiso que según dijo se ha traducido en datos como un incremento en 126 millones de euros (+13,5%) en la inversión sanitaria en esta legislatura y una bajada, por ejemplo, de las listas de espera en primeras consultas de 15.000 personas, pero que necesita de un impulso también técnico y profesional en clave de “transformación”, “promoción”, “eficiencia”..., conceptos debatidos ayer en Baluarte entre 200 representantes de varias autonomías y expertos internacionales. La presidenta, no obstante, reiteró la implicación del Ejecutivo que se recogerá en una próxima Ley Foral de Ordenación del Sistema Público de Salud (la anterior data de 1990) elaborada en base a la estrategia “Osasunbidea: caminando por la salud” para la que espera contar con el “consenso” parlamentario en aras de asegurar su “permanencia”. El director gerente de Osasunbidea, Óscar Moracho, también se posicionó en parecida línea aunque en su intervención detalló una serie de apuestas claves que a su juicio deben marcar el futuro de la salud pública.

transformación y envejecimiento El director gerente del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, Óscar Moracho, destacó, entre otros temas, la necesidad de apostar por la prevención como mejor medida para “vivir más años con mejor calidad de vida”, pues “no por ir más al médico se adquiere mayor salud”, ante el reto que supone para la sanidad pública y la sociedad el progresivo aumento del envejecimiento de la población. Así lo afirmó ante a los medios de comunicación en el receso de la jornada La transformación de la sanidad en el siglo XXI, evento que fue inaugurado por la presidenta del Gobierno foral, Uxue Barkos, y que contó con cerca de 200 participantes procedentes de todo el Estado y del extranjero.

Entre ellos, destacaban responsables sanitarios de diferentes comunidades autónomas y de partidos políticos, sindicatos, colegios profesionales, asociaciones de pacientes y entidades de participación ciudadana, así como profesionales sanitarios.

Según ha indicado Moracho, en la jornada se han abordado las posibles medidas a desarrollar para afrontar los actuales retos de la sanidad, como son el envejecimiento de la población, “que va asociado a una mayor cantidad de patologías y la auto responsabilidad que tiene que tomar la ciudadanía en el cuidado de su propia salud”.

“En definitiva, la transformación de las cosas que hacemos y cómo las hacemos para seguir sosteniendo esta maravilla de sistema sanitario que tenemos, pero que está enfrentado a grandes retos y dificultades para mantenerse”, ha explicado.

En este sentido, ha reconocido que no hay “ninguna varita mágica ni una gran única herramienta” que solucione todos los problemas, pero sí “experiencias concretas” que pueden ayudar a visualizar “otras formas de hacer las cosas”, como por ejemplo “invertir más en promoción que la curación”.

De esta forma, consideró que la mejor herramienta es la prevención. “Más que la medicación, el ejercicio físico está demostrado que es una de las medidas más importantes tanto para vivir más años como para vivir más años con mejor calidad de vida”, ha asegurado. También puso en valor la importancia de la alimentación y los hábitos saludables. “Tenemos un sistema de salud maravilloso pro con sus dificultades y retos que hay que abordara para poder mantenerlo”, concluyó.

En su discurso de apertura, la presidenta Barkos puso el acento sobre todo en la necesidad del “consenso social, político y profesional para abordar la transformación del sistema sanitario, de manera que se garantice la continuidad suficiente de las políticas emprendidas”.

Además, Barkos remarcó la “apuesta decidida del Gobierno de Navarra por la salud, establecida como uno de los objetivos prioritarios de la legislatura”, así como la “decidida voluntad” del Ejecutivo “de continuar garantizando el acceso universal al sistema sanitario a todos los ciudadanos que residan en Navarra”. En este sentido, La presidenta hizo un repaso a algunos de los, en su opinión, hitos de la legislatura como la reducción de las listas de espera, la inclusión de la salud en la Estrategia de Especialización Inteligente, la el esfuerzo presupuestario traducido en 126 millones más desde 2015 o la inversión en tecnología para “poner freno a la descapitalización tecnológica producida en los últimos años”. Sin embargo, mirando al futuro, Barkos resaltó la necesidad de mira más allá del corto plazo y trabajar ya por los cambios que sean necesarios para que el sistema de salud pueda salir reforzado organizativamente de las transformaciones que está exigiendo el siglo XXI en diferentes facetas como el envejecimiento, desigualdades socioeconómicas, ciudadanía crítica y exigente....

La jornada también contó con una mesa redonda de la consejera de Salud de Baleares, Patricia Gómez i Picard, y de los consejeros de Madrid, Enrique Ruiz, y del País Vasco, Jon Darpón. Por último, el evento será clausurado por el director de Asistencia Sanitaria al Paciente, Alfredo Martínez, entre otros.