consejera de Educación del Gobierno foral

Solana reitera que es un derecho del alumnado pedir la religión islámica

Afirma que así lo contempla la ley, y que para atender los 6 centros con al menos 10 solicitudes en 3 años sería necesario un docente en algo más de media jornada

Miércoles, 14 de Marzo de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

pamplona - La consejera de Educación del Gobierno de Navarra, María Solana, reiteró ayer en el Parlamento que el departamento foral de Educación estudia ahora cómo atender la demanda de la asignatura de Religión islámica, de cara al próximo curso educativo, 2018-19. La integrante del Ejecutivo afirmó que, una vez recogidas las 258 solicitudes de esta materia durante la prematrícula en 3 años, esto supondría que seis centros tienen al menos las 10 solicitudes legalmente establecidas para incorporar la materia, por lo que se necesitaría algo más de la mitad de la jornada (alrededor del 60%) de un docente para poder cubrir la demanda.

Solana compareció ayer en la comisión, a petición del PSN, que reclamó avances en el laicismo en las escuelas. La consejera, por su parte, reiteró que todavía no se ha adoptado la medida, que primero se está recabando la información necesaria, pero insistió en que el alumnado y la comunidad islámica tienen “derecho”, por la legislación estatal, a solicitar esta materia. Reiteró que, por lo tanto, se estaría cumpliendo la ley y que ahora queda decidir cuál va a ser la vía para atender esas solicitudes.

podemos pide reducir religión Educación ya apuntó a finales de febrero, en una nota, que la previsión era arrancar con el alumnado de 3 años (ayer Solana se ciñó a esos datos). UPN y PSN coincidieron ayer al sostener que ha faltado información antes de la prematrícula sobre este tema, mientras que desde el cuatripartito apoyaron que se ofrezca si así lo contempla la ley. No obstante, desde EH Bildu, Podemos e I-E recordaron que su apuesta es por una escuela laica. En este sentido, Podemos, como ya hizo recientemente Izquierda-Ezkerra, pidió pasos de cara a la reducción de dos a una hora semanales en las clases de Religión. Solana, a este respecto, afirmó que se avanza en cómo se haría esa modificación, pero matizó que hay temas a valorar, como el hecho de que afectaría a 54 jornadas completas del profesorado. - D.N.

los grupos

UPN. El parlamentario Alberto Catalán afirmó que, en anteriores gobiernos, UPN consideró que había otras prioridades a este tema. Criticó que ahora ha faltado información sobre el proceso.

Geroa Bai. Isabel Aramburu opinó que las críticas de la oposición están yendo demasiado lejos, y avanzó que se está en “pasos previos” antes de tomar una decisión.

EH Bildu. Miren Aranoa apostó por una educación pública y laica. Declaró que el PSOE podría haber dado pasos en estos temas desde Madrid, y afirmó que en este tema se choca con la legislación básica.

Podemos. Tere Sáez pidió pasos en el laicismo en la escuela, porque el sentimiento religioso es “personal” y “de las familias”.

PSN. Carlos Gimeno criticó que esta medida ha generado “revuelo” por falta de información, y lo consideró contradictorio con la apuesta por una escuela laica.

PPN. Ana Beltrán aseveró que no se opondrá a que se cumpla la ley, pero sí cuestionó que se opte por reducir las horas de religión católica, como se ha planteado desde el cuatripartito.

I-E. José Miguel Nuin se reafirmó en que la religión debe estar fuera de la escuela. Dio por hecho que se reducirán las horas de Religión el próximo curso y, mientras, afirmó que hay que cumplir la ley.