Un año después de la prórroga

CLUB | La asamblea de Osasuna decidió que las elecciones a la presidencia fuesen en octubre

Javier Saldise / Mikel Saiz - Miércoles, 11 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Pamplona - Los socios de Osasuna decidieron hace un año que las elecciones a la presidencia del club se celebraran en el mes de octubre, proceso electoral que no se desarrolló al ser sólo Luis Sabalza y su directiva los que pasaron el corte del aval, el argumento único -que no es poco- que tiene la actual junta para estar al frente del club sin votaciones.

A la asamblea del 11 de abril de 2017 se llegó después de que en otra asamblea anterior la directiva de Sabalza hubiera proclamado que se encontraba “harta” por las vivencias de aquel momento -las distintas noticias sobre Vasiljevic- y por la consideración de que era necesario un adelanto electoral. En la asamblea, sin embargo, los socios no se decantaron por ninguna de las propuestas que se plantearon desde la directiva, sino que fue en el turno de intervenciones, tras la exposición de Alfonso Ramírez -entonces portavoz de la junta- cuando una compromisaria realizó la sugerencia -las votaciones a octubre- que resultó finalmente la ganadora. El planteamiento defendido por la socia perseguía una mayor posibilidad de participación de candidaturas, ya que las elecciones en octubre, en un entonces previsible escenario de Segunda División con un menor presupuesto de gastos en esa categoría -el 15% de esa cantidad que define el montante del aval obligatorio de los candidatos-, facilitaría la presencia de más aspirantes, también una planificación deportiva -principalmente- más sosegada, sin apreturas de fechas o injerencias en el mercado de fichajes.

La directiva, que se sumó de forma indisimulada a la iniciativa de la compromisaria, había propuesto a la asamblea dos escenarios. El primero colocaba la fecha de las votaciones en el primer partido de Liga de la temporada 2017-18;el segundo, en el primer domingo de junio -el día 4-, cumplido el plazo de 30 días hábiles desde la presunta convocatoria del día 11, y haciéndolo coincidir con un partido de Osasuna en casa, en este caso lógicamente un amistoso. La junta dijo sobre la primera propuesta que era la más adecuada -votaciones en el mes de agosto- y, en su defensa, incluso habló en su relato que el club podía llegar a “caer en manos del los jueces” si ellos dimitían, no se presentaba nadie y la entidad quedara en un “limbo estatutario”. No pasó nada de eso.

En el turno de votaciones, de los 220 votos que se contabilizaron, 129 fueron para la opción ganadora -elecciones en octubre-, 35 para los comicios en agosto y 50 para las votaciones el 4 de junio. “No sé si me presentaré, pero se puede meditar”, dijo Sabalza como resumen tras la asamblea. Luego, aprovechó la prórroga hasta octubre.

La frase

Luis Sabalza “No sé si me presentaré”

Luis Sabalza alargó la duda sobre si se presentaría a las elecciones o no hasta el último momento. Por eso afirmó ese día que no sabía si estaría en los comicios aunque dijo que “se puede meditar”.