El Gobierno planea fusionar las ayudas a los parados de larga duración en una de 430 €

La prestación sería denominada Renta complementaria de Desempleo (RED) y será común para todos los perceptores

Jueves, 12 de Abril de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

pamplona - El Gobierno está planeando reestructurar las diferentes ayudas para parados sin prestación en una única de 430 euros, denominada Renta complementaria de Desempleo (RED), que será común para todos los perceptores, según UGT. Fuentes de Empleo no han confirmado que esta sea su propuesta, ya que actualmente el Gobierno trabaja con los sindicatos para lograr un acuerdo y se están incorporando distintas iniciativas.

UGT apunta que ha rechazado esta iniciativa en la Mesa de Diálogo Social para un Plan de Choque por el Empleo, al considerar que no constituye una reforma de la protección por desempleo.

El Gobierno ya había anunciado su intención de revisar los programas de protección para desempleados de larga duración -el Prepara, el Programa de Activación para el Empleo (PAE) y la Renta Activa de Inserción (RAI)- para simplificarlos y adaptarlos a la jurisprudencia sobre competencias autonómicas en materia de políticas activas de empleo.

UGT critica que la ayuda tiene la misma cuantía para todos los perceptores, sin tener en cuenta cargas familiares, y que el texto no aclara si quienes hayan cobrado las ayudas de los programas actualmente vigentes podrán acogerse al nuevo.

El sindicato considera que la nueva prestación “no puede derivar en una reducción de la cobertura ni en un recorte de gasto respecto a la situación previa, perjudicando a la mayoría de los beneficiarios”.

Según los cálculos de UGT, el 59% de los beneficiarios de ayudas asistenciales saldrán “perdiendo” con el nuevo sistema, ya que cobrarían la nueva renta durante un tiempo inferior al establecido actualmente. En cambio, cree que se beneficiarán los parados que agotan sus prestaciones contributivas, los que tienen responsabilidades familiares y más de 45 años y los desempleados sin cargas familiares de más de 45 años. - Efe