De la “injustificada cacería” al “llamativo carpetazo” de un auto con 9 imputados

Reacciones políticas tras el archivo en el Juzgado de Aoiz del ‘caso Egüés’ por las presuntas irregularidades de UPN

“Es la constatación de que UPN no se ha salido ni un milímetro de lo que establece la ley” jorge esparza “No se puede hablar de cacería. Todos, incluidos PP y PSN, vimos su gestión con los mismos ojos” alfonso etxeberria

Sábado, 14 de Abril de 2018 - Actualizado a las 09:51h.

pamplona - Una cacería política injustificada o el llamativo carpetazo a una causa con 9 imputados y más de 50 irregularidades detectadas. El archivo del caso Egüés por parte del Juzgado de Aoiz, que confirma el auto provisional decretado por la misma jueza en 2017, sigue generando reacciones políticas encontradas.

El secretario de Organización de UPN, Jorge Esparza, compareció ayer para mostrar su satisfacción por el archivo de una causa que sentó en el banquillo a cinco regionalistas. A juicio de Esparza, una “cacería política liderada por Geroa Bai y secundada por EH Bildu, Izquierda-Ezkerra y PSN con el único objetivo de conseguir el poder en el Ayuntamiento a toda costa”. Esparza destacó que el auto es “inequívoco, rotundo y muy trabajado, con el que se ha dado carpetazo de manera definitiva a las falsas acusaciones de malversación, tráfico de influencias y cohecho que hoy ya sabemos que nunca se han producido”. El auto no es sino “la constatación de que UPN, en la gestión de los fondos públicos, no se ha salido ni un milímetro de lo que establece la ley”.

El secretario de Organización también puso “en entredicho” el papel de la Cámara de Comptos, cuyo informe detectó más de 50 irregularidades, por su “falta de rigor en el trabajo desarrollado”. Los regionalistas repiten así la estrategia de desprestigio a Comptos empleada en la investigación de la planta de biogás de Ultzama.

Además, Esparza criticó que son “los vecinos del valle” los que están pagando “el coste de esta cacería política” y señaló que la comisión de investigación llevada a cabo en el Consistorio ha supuesto 20.000 euros a los que “hay que sumar los procuradores, abogados, el recurso fallido y el que queda de apelación en la Audiencia”.

Esparza recordó que continúan unas diligencias en el juzgado de Aoiz que “mantienen investigado” al actual alcalde Alfonso Etxeberria, “y a un buen número de concejales por un presunto delito contra la intimidad de una de las concejales que está penado con entre dos y cinco años de cárcel”, en referencia al ordenador utilizado por Carolina Potau que contenía información sensible y que fue recuperada después.

respuesta de alcaldía El alcalde de Egüés, Alfonso Etxeberria (Geroa Bai), salió al paso de estas declaraciones y recordó a Esparza que “fue el propio UPN el que expulsó del partido a Carolina Potau y Josetxo Andía por su gestión. Era tal el descontrol y abandono de las sociedades por parte de Andía que como ejemplo todos los documentos;certificaciones, pagos contables, devolución de avales... los firmaba el gerente de Nasipa y el Ayuntamiento no sabía nada. Era un auténtico abandono”, insistió a propósito de esa gestión defendida por el regionalista. Del mismo modo recalcó que “no se puede hablar de cacería política cuando todos los partidos políticos, incluidos PP y PSN, veíamos con los mismos ojos la manera de gestionar los fondos públicos de UPN”.

También consideró que “el hecho de que el Juzgado de Aoiz no vea delito no quiere decir que se hayan utilizado de manera correcta los fondos públicos” y reiteró que “en la demanda presentada en el Tribunal de Cuentas se estima en cerca de los dos millones de euros el perjuicio económico para el Ayuntamiento y la ciudadanía del valle”. Tampoco se olvidó del “rotundo y muy trabajado” auto al que aludió Esparza. “Hasta el 3 de abril, día en el que el abogado de la defensa presentó un escrito a la jueza para que resolviera lo antes posible, esta no movió ficha. Y después solo ha tardado tres días en archivar el caso”.

“Era de esperar porque esto ya pasó con la desaparición del bar prefabricado. Recurrimos al Juzgado de Aoiz, también lo archivó, y la Audiencia le ha trasladado a Aoiz que ponga la fecha para el juicio oral contra Andía y Potau porque ve indicios de delito. En este caso entendemos lo mismo”, comentó. “No es lógico que con 9 imputados, prácticamente acabando la instrucción, el propio Juzgado a instancias de una nueva jueza decida archivarlo. Y sin ningún imputado. ¿La jueza anterior ve delitos y esta no ve ninguno? El carpetazo llama poderosamente la atención”, dijo. Y agradeció el trabajo de la Cámara de Comptos.

Lejos del “carpetazo definitivo a la causa” al que aludió Esparza, el equipo de Gobierno (Geroa Bai y EH Bildu) recordó que el Consistorio interpuso el recurso de forma subsidiaria a la Audiencia de Navarra, en cuyas manos está ahora la decisión de archivar el caso o abrir juicio. Y añadió que el expediente está también en el Tribunal de Cuentas. - M.B./E.P.