Luz verde del Ayuntamiento al proyecto para cubrir parte del patio del colegio San Francisco

UPN votó en contra y el PSN se abstuvo
El centro llevaba 15 años con la demanda 16.000€ para adecentar el mausoleo de Sarasate

Kepa García - Sábado, 14 de Abril de 2018 - Actualizado a las 09:51h.

pamplona - Quince años han tenido que esperar la comunidad educativa del colegio público San Francisco y los miles de escolares que han pasado por el centro en este tiempo para que el Ayuntamiento pusiera solución a un problema que nadie pudo o quiso arreglar antes. Con los votos a favor de EH Bildu, Geroa Bai, Aranzadi e I-E, el Pleno aprobó ayer una modificación presupuestaria que permitirá construir una cubierta para el patio exterior del centro y preparar las estructuras para habilitar en una fase posterior una sala polideportiva. Los diez concejales de UPN votaron en contra, mientras que los tres socialistas se abstuvieron.

150.000 euros de las arcas municipales, que junto a los 150.000 que tiene habilitados el Gobierno de Navarra en los presupuestos de este año permitirán acometer las obras este verano, con la previsión de que la cubierta esté terminada para el inicio del próximo curso escolar.

Que el colegio no dispusiera de una zona cubierta complicaba sobremanera la actividad educativa, especialmente en los días lluviosos cuando los escolares debían pasar el tiempo del recreo en los pasillos o en las aulas. El edificio fue construido en 1905 y a lo largo de su historia ha acogido multitud de actividades. Ocupa un espacio de 3.000 metros cuadrados y cuenta con tres plantas. Dibuja una U y en medio queda el patio para el recreo, el único del que dispone el centro.

De nada sirvieron las reclamaciones de profesores, familias y alumnos, ni sus razones -es el único centro de Primaria en esta situación y está ubicado en el único barrio de Pamplona que carece de unas instalaciones deportivas públicas- ni las promesas de los gobernantes de turno, que legislatura tras legislatura se diluían en el olvido más absoluto.

La concejala de Geroa Bai Itziar Gómez se acordó de esta larga travesía y destacó lo mucho que ha trabajado la comunidad educativa de San Francisco hasta ver cumplida su demanda, como las comparecencias en el Parlamento de la dirección del centro o las acciones reivindicativas de escolares equipados con paraguas para protegerse de la lluvia.

satisfacción Gómez se hizo eco de la gran satisfacción con la que se ha acogido en el barrio el acuerdo entre el Ayuntamiento y Gobierno foral para instalar la cubierta -financiada a partes iguales- y aludió al nulo interés que UPN tuvo en darles una solución, dejando que el asunto fuera pasando de un lado a otro sin que nadie hiciera nada. Para las autoridades municipales, era competencia del Departamento de Educación por tratarse de un asunto -la construcción de la cubierta- que no se contempla como mantenimiento o conservación del centro, lo que sí corresponde al Ayuntamiento en el caso de los centros de educación infantil de segundo ciclo, primaria o especial. Desde el Gobierno foral, por su parte, eludían su responsabilidad con el argumento de que no era materia docente y por lo tanto, quedaba fuera de la incumbencia del Departamento de Educación.

UPN se retrata Sin pretenderlo, la regionalista Ana Elizalde confirmó este baile competencial que impidió poner una solución al comentar que la cubierta tenía que haber sido pagada por el Gobierno, lo que a su juicio supone una evidencia del “caos en la gestión municipal”.

Por su parte, la portavoz del PSN Maite Esporrín evitó dar su apoyo a la iniciativa, con la que dijo estar de acuerdo, con el argumento de que el cuatripartito no aceptó ninguna de las enmiendas de su grupo al proyecto presupuestario.

La concejala delegada de Economía Sostenible Patricia Perales (EH Bildu) acusó a los regionalistas de no haberse interesado nunca por la educación pública y por mucho que lo intentó, no consiguió que la portavoz de UPN expusiera las razones por las que no apoya la instalación de la cubierta en el colegio.

También se ha incluido una partida en la modificación presupuestaria con 16.000 euros para la adecuación de la chimenea del colegio Patxi Larrainzar. Las obras han comenzado esta semana debido a la urgencia de la intervención, ya que había peligro de algún desprendimiento. Otros 16.000 euros se emplearán en el acondicionamiento del mausoleo al músico Pablo Sarasate, muy deteriorado, y 7.000 más para el proyecto conjunto con la Mancomunidad de la Comarca para impulsar el transporte público (aparcamiento de Trinitarios) y el comercio en el centro.