ALONSO Y SAINZ, SÉPTIMO Y NOVENO

Ricciardo reina en la locura de Shanghái

EP - Domingo, 15 de Abril de 2018 - Actualizado a las 11:39h.

MADRID.- El piloto australiano Daniel Ricciardo (Red Bull) ha dado la sorpresa al ganar este domingo el Gran Premio de China, tercera prueba del Mundial de Fórmula 1, por delante de los finlandeses Valtteri Bottas (Mercedes) y Kimi Raikkonen (Ferrari), mientras que los españoles Fernando Alonso (McLaren) y Carlos Sainz (Renault) han logrado terminar en la zona de puntos en la séptima y la novena posición, respectivamente.

El oceánico, que certificó su sexto triunfo en la Fórmula 1 en una carrera en la que hubo hasta 80 adelantamientos, ofreció una lección magistral adelantando a los dos favoritos, el británico Lewis Hamilton (Mercedes) y el alemán Sebastian Vettel (Ferrari), y a Bottas en una jornada agridulce para Red Bull.

El otro piloto de Milton Keynes, el holandés Max Verstappen, arruinó su carrera y la Vettel -que terminó octavo-. Tras tratar de adelantar a Hamilton de manera agresiva, lo buscó ante el alemán en la vuelta 43;buscó pasarle por el interior en la curva previa a la recta y se lo llevó por delante cuando el tetracampeón trazaba la curva con normalidad. Raikkonen y Hamilton, por detrás, aprovecharon el incidente para pasarles.

Mientras, Fernando Alonso se convirtió en el piloto con más posiciones remontadas al avanzar desde la decimotercera a la séptima plaza, todo tras un gran adelantamiento en el tramo final a Vettel. Por su parte, Sainz finalizó en el mismo puesto que partió, noveno.

LA ESTRATEGIA, CON MERCEDES;EL COCHE DE SEGURIDAD, CON RICCIARDO

Nada más apagarse los semáforos, Vettel, que continúa líder del Mundial con 11 puntos de ventaja sobre Hamilton, defendía su posición de privilegio en busca de su tercera victoria consecutiva ante la amenaza de su compañero de equipo, mientras las posiciones por detrás comenzaban a permutarse.

Sin embargo, pronto se torcieron los planes para la 'Scuderia';si en las carreras anteriores la estrategia se había aliado con el 'Cavalino Rampante', en esta ocasión le dio la espalda. En la vuelta 21, Bottas realizó un 'undercut' a Vettel que resultó efectivo. Poco después, se hacía con el liderato de la carrera al tener que parar Raikkonen en boxes.

También fue clave la salida del coche de seguridad tras un toque de los dos Toro Rosso, el del francés Pierre Gasly y el del neozelandés Brendon Hartley. Fue el momento en el que algunos monoplazas, como los dos Red Bull, se desviaban a garajes para montar neumáticos blandos.

Comenzó entonces el espectáculo de un Ricciardo desatado, que pasaba primero a Raikkonen y vueltas después a Bottas para ponerse al frente de la carrera. Ajenos a la exhibición del australiano, Verstappen y Vettel se quedaban sin opciones de remontar en el incidente provocado por el neerlandés.

A falta de dos giros, Alonso certificaba su gran domingo sobrepasando a Vettel en la curva 3 para arrebatarle la séptima posición, dejando al teutón octavo. Por detrás de ellos, noveno, entraba el madrileño Sainz.

De esta manera, Ricciardo veía la bandera a cuadros por delante de Bottas y Raikkonen, segundo y tercero respectivamente. Por su parte, Hamilton tuvo que conformarse con la cuarta posición, justo por delante de Verstappen y del alemán Nico Hulkenberg (Renault), quinto y sexto.