Escalada de tensión entre Israel e Irán en Siria con lanzamiento de misiles

El Gobierno israelí confía en que se haya "recibido el mensaje" y asegura no querer una escalada - Siria informa de tres muertos en los bombardeos pero el Observatorio asegura que habría 23 fallecidos, incluidos no sirios

EFE - Jueves, 10 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 08:10h.

JERUSALÉN. El Ejército israelí ha llevado a cabo esta madrugada el mayor ataque en suelo sirio en décadas golpeando varias decenas de objetivos iraníes en el país vecino en respuesta al disparo de cohetes por parte de efectivos iraníes contra los Altos del Golán, un ataque del que Israel ha acusado directamente a la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución y a su comandante, el general Qassem Soleimani.Según ha informado el Ejército israelí, los aviones de las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) han atacado decenas de objetivos militares pertenecientes a la Fuerza Quds en territorio sirio "en respuesta a los cohetes que las fuerzas iraníes lanzaron hacia posiciones de las IDF en los Altos del Golán"."La Fuerza Quds iraní disparó 20 cohetes hacia posiciones de las IDF en los Altos del Golán", ha indicado el portavoz del Ejército israelí, el teniente Jonathan Conricus, precisando que varios de los proyectiles fueron interceptados y que no se han producido víctimas israelíes en los hechos.El Ejército israelí ha defendido que "esta agresión iraní es una prueba más de las intenciones detrás del establecimiento del régimen iraní en Siria y la amenaza que plantea para Israel y la estabilidad regional". En este sentido, ha dejado claro que "no permitirá que la amenaza iraní se establezca en Siria" y ha advertido al régimen sirio que tendrá que "rendir cuentas por todo lo que ocurra en su territorio".Así las cosas, Conricus ha dejado claro que aunque el Ejército israelí "está preparado para varios escenarios no busca escalar la situación". Según destaca la prensa israelí, esta es la primera ocasión en que Israel acusa de forma directa a Irán de atacar su territorio."ESPERO QUE TODO EL MUNDO HAYA RECIBIDO EL MENSAJE" Por su parte, el ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, ha confiado en que se haya "terminado este capítulo y todo el mundo haya recibido en mensaje". En declaraciones a la prensa en Tel Aviv recogidas por Reuters, Lieberman ha indicado que Israel ha golpeado "casi toda la infraestructura iraní en Siria"."Irán intentó dañar a Israel, sin embargo ningún misil cayó en territorio israelí, sino que todos ellos cayeron en suelo sirio o fueron interceptado por el sistema de defensa 'Cúpula de Hierro'", ha sostenido el ministro. "Deberían recordar que si llueve en Israel, diluviará en Siria", ha subrayado.No obstante, ha dejado claro que "destruir las infraestructuras iraníes en Siria no es una victoria absoluta". En este sentido, según el diario 'Yediot Ahronot', ha advertido en contra de la complacencia y ha dejado claro que Israel "no está interesado en una escalada". "No estamos interesados en conquistar Siria. Nosotros no interferimos en la guerra civil", ha recalcado, confiando en que "algún día dejarán de hablar sobre la destrucción de Israel".Los objetivos alcanzados incluyen puntos de inteligencia, cuarteles logísticos, un recinto militar y logístico cerca de Damasco, almacenes de armas en el aeropuerto internacional de la capital, así como otras instalaciones, puestos militares y material militar, incluida la lanzadera iraní de cohetes Grad y Fajr 5 con la que se disparó a Israel, según el diario 'Jerusalem Post', que ha cifrado en unos 50 los objetivos golpeados."El ataque de las IDF sobre Siria se ha llevado a cabo en el marco de una operación planeada de antemano, en base a sólida información de inteligencia y a las altas capacidades de la fuerza aérea", ha explicado el portavoz del Ejército, el general de brigada Ronen Manelis, al diario 'Yediot Ahronot'."A la Fuerza Quds le llevará meses recuperarse del golpe israelí", ha sostenido Manelis, que ha sostenido que "este ataque es un mensaje a quien quiera que busque dañarnos y minar a Israel y su soberanía, especialmente ante sus propios ciudadanos". "Las IDF están preparadas para cualquier escenario", ha prevenido.Una fuente de seguridad israelí consultada por el diario 'Haaretz' ha indicado que el de este jueves es el mayor ataque realizado por Israel en Siria desde que firmó con este país un acuerdo de desvinculación en mayo de 1974. Al parecer, el Ejército israelí habría advertido a Siria de que no responda al ataque, además de informar de antemano a Rusia, principal apoyo de Damasco, de que iba a producirse.SIRIA CONFIRMA OBJETIVOS ALCANZADOS Por su parte, la agencia oficial siria SANA ha informado, citando a una fuente militar, de que la defensa antiaérea del Ejército ha conseguido interceptar "misiles disparados por el enemigo israelí, mientras tanques israelíes dispararon contra la ciudad de Al Baath, capital de la provincia de Quneitra, sin que se registren víctimas".Según dicha fuente siria, "aviones israelíes desde el interior de los territorios ocupados --en referencia a los Altos del Golán-- habían lanzado cohetes contra el territorio sirio y la defensa antiaérea siria los derribó uno detrás del otro". No obstante, ha reconocido que algunos de los misiles consiguieron alcanzar brigadas de defensa antiaérea, estaciones de radar y depósitos de municiones.Según el Ministerio de Defensa ruso, en el ataque israelí en territorio sirio han participado 28 aviones F-15 y F-16 que han lanzado cerca de 60 misiles aire-tierra, más de la mitad de los cuales fueron derribados por las defensas sirias.En un comunicado recogido por la agencia rusa Sputnik, el Ministerio de Defensa ha precisado que además "desde Israel se lanzaron más de 10 misiles tácticos tipo tierra-tierra" en el marco de la operación militar.Por su parte, el Ejército sirio ha indicado que los bombardeos israelíes han dejado tres muertos y varios heridos. Según un portavoz militar citado por la televisión estatal, las defensas antiaéreas sirias han destruido la gran mayoría de la "ola sucesiva" de cohetes disparados por Israel. Asimismo, ha confirmado que los bombardeos han destruido una estación de radar y un depósito de armas.A su vez, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un organismo con sede en Londres e informadores en Siria, ha indicado que al menos 23 efectivos militares, entre sirios y no sirios, han muerto en los bombardeos, según informa la agencia Reuters.