Una victoria divina

la carrera | cristóbal dios vence aprovechando un pinchazo de rueda de gustavo rodríguez - En féminas, Sara Loher cumplió con los pronósticos y se llevó la prueba tras dominar las tres modalidades

“Ha ganado un amigo, me alegro muchísimo por él. El año que viene volveré a intentarlo” “Iba en primera posición en la última parte, pero es un orgullo que te ganen estos dos”

Mikel Pérez Agúndez / Javier Bergasa - Domingo, 13 de Mayo de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

pamplona - Cristóbal Dios y Sara Loher se llevaron ayer la cuarta edición del Half Triathlon Pamplona, que arrancó con la prueba de natación en Alloz y finalizó en la Plaza del Castillo tras 85 kilómetros en bicicleta y 18 corriendo. El favorito para llevarse la corona, Gustavo Rodríguez, realizó una gran demostración de pundonor al acabar segundo tras un pinchazo en el kilómetro 45 en el trazado de dos ruedas.

Aproximadamente 1.000 atletas tomaban la salida desde las instalaciones del camping Aritzaleku. Las frías aguas del pantano de Alloz esperaban a los triatletas que ayer quisieron enfrentarse a una de las cuatro pruebas de la Copa de España de Media Distancia, el Half Triathlon Pamplona. En su cuarta edición, la prueba volvió ser un éxito tanto a nivel organizativo como a nivel de espectáculo, sobre todo en la prueba de hombres. Tras los 1.900 metros de natación, César Pereira salía en primera posición del pantano seguido de los favoritos para llevarse la prueba, Gustavo Rodríguez, tres veces campeón en Pamplona, Erik Merino y Cristóbal Dios entre otros comandaban la cabeza de carrera.

Los participantes se quitaban el neopreno para ensillar las bicicletas con las que tenían que recorrer los 85 kilómetros desde el Camping hasta la Plaza del Castillo de la capital navarra. Gustavo Rodríguez y Erik Merino dominaban la prueba hasta que el gallego, vigente campeón de la prueba, pinchó una rueda a mitad de carrera y al no tener material para solucionar el problema, perdió muchísimo tiempo respecto a sus competidores. Llegaba por tanto Erik Merino en cabeza a Pamplona, donde les esperaban tres vueltas a un recorrido de 6 kilómetros por las calles de la capital. Por detrás, Cristóbal Dios intentaba recortarle tiempo al catalán, pero García no bajaba el ritmo. Fue en la última vuelta donde el guion previsto cambió su final.

Dios alcanzo a García, lo adelantó y se proclamó vencedor de la prueba. Pero el milagro llegó de la mano de lo que pareció ser otro dios, Gustavo Rodríguez, que tras pinchar la rueda y quedarse sin opciones, obró lo imposible, llegar en segunda posición a Pamplona tras dejar atrás a los rivales que tenía delante. “Ha sido una pena el pinchazo pero ha ganado un amigo y me alegro mucho por él, el año que viene volveré a intentarlo”, afirmaba Tavo.

En féminas, Sara Loher cumplió con los pronósticos y se llevó la prueba tras dominar las tres modalidades, a pesar de que María Pujol le puso las cosas complicadas a la entrada de Pamplona, pero la catalana no dio opción a su rival y salió victoriosa.

La nota negativa la dejaron los tres heridos por accidente. Según fuentes de la organización, dos de ellos se encuentran en estado grave y fueron ingresados en el Complejo Hospitalario de Navarra. El otro herido grave quedó ingresado en la clínica San Miguel de Pamplona.