UAGN denuncia un posible pacto entre los conserveros para bajar los precios del espárrago

El presidente de la organización exige que los alimentos con origen en China, Perú, Holanda e Italia no sean etiquetados como productos de Navarra

“Somos agricultores del siglo XXI y ellos son los conserveros del siglo XIX”

Erik Mugarza / Juan Antonio Martínez - Martes, 12 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

pamplona - El presidente de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Navarra (UAGN), Félix Bariáin, pidió ayer a la Agencia de Información y Control Alimentarios que investigue si se ha producido un pacto entre empresas conserveras para realizar una bajada “injustificada” y “sospechosamente casual” del precio del espárrago.

Según Bariáin, “después de alcanzar los 3,77 millones de kilos recogidos en la anterior campaña, este año el objetivo era superar los cuatro millones de espárragos recolectados”. Además, según Bariáin, “la campaña comenzaba con un crecimiento del 13% en el número de hectáreas inscritas, con un total de 1.700 hectáreas pertenecientes a 450 agricultores aproximadamente”. Este crecimiento de hectáreas vino propiciado por el fomento del consumo en fresco gracias a una campaña iniciada en el año 2007, así como “la calidad del producto y la profesionalidad de los agricultores”.

Sin embargo, una climatología poco “benévola” (alegó que “el invierno no se ha ido desde diciembre”) ha provocado un “inicio tardío” de la cosecha de espárrago, por lo que se estima que la producción de dicho cultivo podría reducirse en un 70% respecto a las estimaciones iniciales, que se situaban en las cifras del año pasado. “Sufrimos un retraso de un mes en el inicio de la campaña puesto que resultó imposible preparar las parcelas a tiempo. Además, la climatología no ha mejorado en ningún momento y nunca ha sido benévola con el recolector”, lamentó el presidente de la organización.

Asimismo, Bariáin afirmó ayer en rueda de prensa que no se podían esperar “una decisión tan rastrera y tan barriobajera por parte de los conserveros, que están anunciando precios en torno a medio euro más barato el kilo que el año pasado, sin ninguna lógica y sin ninguna justificación”.

El presidente consideró que un precio “justo” sería el del año pasado, que se situaba en torno a los 2,90 euros por kilogramo, y denunció que el incremento anunciado “solamente obedece a una decisión unilateral y sospechosamente casual de todas las empresas conserveras”.

“Si lo que pretenden las empresas conserveras es que seamos agricultores del siglo XIX, con esta organización no van a contar. Somos agricultores del siglo XXI y ellos son los conserveros del siglo XIX, que se piensan que se van a lucrar a costa de los agricultores navarros”.

Por otra parte, Bariáin exigió al Ministerio y al departamento que “pongan los medios necesarios para que ese producto, que está siendo importado tradicionalmente de China y Perú pero ahora fundamentalmente de Holanda y puntualmente de Italia, no sea etiquetado como producto de Navarra”.

“Es obligatorio en las etiquetas mencionar la procedencia del producto. Tenemos constancia de que está llegando producto de Holanda y no hemos visto ni una sola lata que en su procedencia ponga espárrago de Holanda”, aseguró.

Tras calificar este hecho como “un fraude mayúsculo”, pidió a la asociación de Industrias Agroalimentarias Consebro “que haga recapacitar a sus empresas porque han pasado una peligrosa línea roja” con un producto que “ha reportado a sus empresas importantes beneficios”.

“Si no se dan todas esos condiciones y no se reacciona desde todas las instituciones mencionadas, UAGN no va a seguir produciendo espárragos para que se lucren tanto la distribución como la industria. Romperemos las reglas de juego y con nosotros que no se cuente”, advirtió.

El presidente de la UAGN concluyó su intervención diciendo que la producción de espárrago, que a día de hoy da trabajo de forma directa a unas 2.500 personas en la Comunidad foral, ha experimentado un crecimiento sostenible en los últimos años y que es un cultivo “con muchísimo futuro” y que “hace pasear el nombre de Navarra por todo el mundo”.