el problema catalán, en la agenda

La progresista María José Segarra, nueva fiscal del Estado

Amiga de la ministra de Justicia, afronta el problema catalán tras la etapa conflictiva de Maza

Miércoles, 13 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

pamplona - La fiscal jefe de Sevilla, la progresista María José Segarra, se perfila como la nueva fiscal general del Estado en lugar de Julián Sánchez Melgar, que sustituyó a su vez al controvertido José Manuel Maza tras su repentino fallecimiento en Argentina. A falta de confirmación oficial, la ministra de Justicia, Dolores Delgado, le habría comunicado esta propuesta ayer mismo al presidente español, Pedro Sánchez.

Una de las cuestiones más importantes a las que tendrá que enfrentarse Segarra, de 54 años de edad, es el conflicto en Catalunya tras la etapa de absoluta beligerancia que protagonizó Maza y cuyo legado continuó su sustituto, Julián Sánchez Melgar, que ha permanecido apenas medio año en el cargo. Fuentes cercanas a la fiscal citadas por Público aseguraron que aún no ha hablado con Sánchez sobre su posición sobre Catalunya, aunque se prevé que abogue por rebajar la tensión.

María José Segarra es miembro destacado de la Unión Progresista de Fiscales (UPF) y amiga personal de la actual ministra de Justicia, también fiscal como ella. El pasado abril ambas fueron designadas miembros del Consejo Fiscal, el órgano consultivo que asesora al fiscal general del Estado. El papel de Segarra también habría sido clave en la acusación impulsada por el Ministerio Público en el caso de los ERE que ha estallado con su epicentro en el Gobierno socialista de Andalucía.

Segarra, que el pasado otoño celebró 30 años en el Ministerio Público, comenzó trabajando en Barcelona con Carlos Jiménez Villarejo y después fue destinada a Sevilla. “Es una de las fiscales jefe más respetada. Sin detractores, muy sensata y técnica jurídicamente”, afirmó un fiscal. - D.N.