Funes ya riega 400 hectáreas con una solución transitoria a la espera del Canal

Este sistema se usará durante seis meses
Los agricultores cultivan, sobre todo, brócoli y maíz
Intia firma un convenio con los regantes de la localidad y otro con Aguas de Navarra

Sagrario Zabaleta Echarte / María San Gil - Lunes, 9 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

pamplona - Los agricultores de Funes ya están usando la solución provisional de riego en 400 hectáreas desde el pasado 29 de mayo, alternativa impulsada por el departamento de Desarrollo Rural, a través de la empresa pública Intia, y necesaria para facilitar la campaña de este año. Este sistema de bombeo se extenderá durante los próximos seis meses, a la espera de que las parcelas de esta localidad se puedan enganchar al agua del Canal de Navarra en la ampliación de su primera fase. Los regantes de Funes cultivan principalmente brócoli y maíz, además de otros productos de la huerta.

En abril de 2017, concluyeron las obras de acondicionamiento de regadío en este sector a la espera de la construcción de la tubería general del Canal en Peralta (Arga 4), en un principio prevista para abril de 2018. El proyecto contemplaba que estos agricultores tendrían que esperar un año a engancharse al Canal. Pero, no han podido conectarse a esta infraestructura por las modificaciones realizadas en el tramo de Peralta a petición de los usuarios de esta zona. Hasta el 29 de septiembre de 2015 la comunidad de regantes de Peralta no dio su conformidad a formar parte del proyecto, con la condición de que una parte de la superficie se mantuviera por riego por acequias, sin pasar a riego a presión como estaba previsto en el contrato. Hasta ese momento no se pudieron iniciar los trabajos de concentración parcelaria, ni redactarse el proyecto de obras. Por ese motivo, resultaba imposible que con estos retrasos, se pudiera cumplir con el plazo inicial y que para esta campaña Funes pudiera regar del Canal.

Para evitar que los agricultores de esta localidad perdieran la cosecha de este año, Desarrollo Rural propuso a los afectados la instalación provisional de un sistema de bombeo del que pudieran obtener el agua necesaria para sus parcelas. La empresa pública Intia rubricó dos convenios para el desarrollo de esta opción: uno, con la comunidad de regantes de Funes a través del cual se concretó el funcionamiento de las instalaciones, en relación al uso, organización de riego, mantenimiento y coste energético que asumen los regantes;y otro, respaldado por una resolución del director general de Desarrollo Rural, Ignacio Gil, con la concesionaria de la ampliación de la primera fase del Canal, Aguas de Navarra (OHL-Agbar), para que esta última cediera el uso de las infraestructuras de riego ya construidas.

intia asesora Durante estos seis meses, los técnicos de Intia han adoptado el papel de asesores de la comunidad de regantes de Funes para el funcionamiento de este sistema de bombeo. “En circunstancias normales, la concesionaria de la infraestructura, en este caso, Aguas de Navarra, se encarga de este tema;pero debido a que se ha puesto en marcha una solución provisional, Intia ha asumido el asesoramiento de la gestión y de la organización del riego”, explican desde la empresa pública.

Las obras de acondicionamiento se iniciaron el 14 de mayo y tras dos semanas, la solución comenzó a funcionar. Riegos Ruiz Contratas llevó a cabo la obra civil y Xylem Water Solutions España fue la adjudicataria del alquiler de los equipos de bombeo. “Los agricultores siguen usando de la acequia general la misma agua procedente de Peralta y de Marcilla, pero con un sistema de riego diferente. Anteriormente, el riego tradicional se llevaba a cabo por inundación de fincas;en cambio, ahora, se obtiene el agua de la acequia, y se introduce en los grupos de bombeo para transportarla a presión en las tuberías para que se pueda regar en las fincas por aspersión”, detallaron desde Intia. Hasta diciembre, los 120 titulares de estas 400 hectáreas se han asegurado el agua en sus parcelas.