Fuente Ymbro pone la directa

Veloz carrera de la ganadería gaditana, que apenas dejó opciones para los corredores con la manada muy compacta
Por tercer encierro consecutivo no hubo corneados y las atenciones fueron mínimas y de escasa consideración

Fotografías Vicente Larumbe, Joxerra Larrañaga, Iban Aguinaga, Santiago Torrado, Ángel Gómez, Emilio Zazu, Oskar Montero, Iñaki Porto, Juan Antonio Garaikoetxea, Unai Beroiz, Patxi Cascante, Eduardo Sanz, Pablo Roa, Oriol Maza, Javier Bergasa, Juan Puerta, Dani Olóriz Kepa García - Miércoles, 11 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

pamplona - Completar los 848 metros del recorrido del encierro en 2 minutos y 15 segundos es una pasada, se mire como se mire. Aunque la ganadería de Fuente Ymbro disponga de un pequeño circuito en las tierras gaditanas donde se ejercitan sus ejemplares para mantenerse en forma y lleguen entrenados a Pamplona, tienen que tener algo especial para ser tan veloces en carrera. Lo había avisado de víspera el mayoral Alfonso Vázquez, que pese a reconocer que sus toros no son muy dados al esfuerzo y que si pudieran evitarían el dichoso toródromo, ya adelantó que serían rápidos. Y vaya si lo fueron.

El cuarto encierro de los Sanfermines se corrió a una velocidad de 22,6 kilómetros por hora. Aún podría haber sido superior de no ser porque uno de los astados cayó en mitad de la Estafeta y llegó un poco retrasado, no mucho, pero lo suficiente para retrasar el crono de llegada. A este paso, llegará un día en que los mozos ya no podrán mantener el ritmo de la manada si siguen con estas velocidades de carrera. Al tiempo.

Como en los tres encierros anteriores, ayer tampoco hubo heridos por asta de toro y los pocos contusionados atendidos por los equipos sanitarios lo fueron por golpes y caídas, algunas causadas por los mansos, que últimamente están dando más sustos que los propios morlacos.

La salida la hicieron tranquilos, con un cabestro despistado que permitió a los cuatro hermanos negros situarse en cabeza de la manada, con el toro melocotón Libertador y el castaño Tejedor por detrás. Al paso por la hornacina, el manso más potente y protagonista en estos primeros encierros ya se encontraba al frente de la torada, completamente compacta en la cuesta de Santo Domingo y con un ritmo difícil de aguantar para los corredores.

Los Fuente Ymbro atravesaron la plaza Consistorial como una exhalación, pero el espectáculo lo reservaban para la curva de Mercaderes, con una velocidad de paso y una perfección en la trazada sorprendentes. Influyó el buen hacer de los cabestros, que en esta curva lo bordan, y el dichoso líquido antideslizante, que tanto en seco como en mojado (días 7 y 8) ha dado muestras sobradas de su eficacia.

No hicieron ni rozar la poderosa protección reservada en la curva para los reporteros gráficos, lo que permitió a la manada enfilar a toda pastilla la calle Estafeta, retando a los corredores a mantener su poderoso ritmo.

Fue ciertamente difícil, pero mucho más complicado resultó buscarse un espacio cerca de los astados. Iban tan hermanados, sobre todo los cuatro toros negros, que era imposible para los mozos acercarse a ellos, nada que ver con la carrera que protagonizaron el día anterior los cebaditas, que dejaron huecos por todas partes.

Ayer hubo que esperar a mitad de la calle para que se abriera la primera oportunidad para el lucimiento de los corredores. Una montonera provocó que Hechizo, con el número 67, cayera y perdiera contacto con el resto de la manada. Se levantó como un resorte y reemprendió la carrera sin un mal gesto, sin hacer nada por buscar a los mozos que se iba encontrando en su recorrido en solitario hacia la plaza.

Al final de Estafeta y en Telefónica se pudieron ver algunas bonitas carreras y caídas, muchas, pero ya apenas quedaba espacio porque Hechizo se las apañó para recortar distancia y accedió al coso a unos pocos metros del resto.

La cifra

5.866

Corredores. 5.866 corredores han tomado parte en los tres primeros encierros de estos Sanfermines, según los datos de la Junta Local de Protección Civil. El primer día, con toros de Puerto de San Lorenzo, participaron 2.094 personas mientras que el 8 (ganadería José Escolar) lo hicieron 2.014 personas y el lunes con los Herederos de Cebada Gago, 1.758 personas.

Entrevista de ‘TVE’. El escritor y crítico taurino de Diario de Noticias Manuel Sagüés Lacasa acudió ayer al plató que TVE ha habilitado junto a la Plaza de Toros para participar en el espacio habitual con corredores del encierro.