Trump divide a la OTAN, que trata de mostrar unidad pese a los conflictos

La cumbre de la alianza atlántica comienza hoy con múltiples acusaciones del presidente de EEUU a los miembros

Miércoles, 11 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

bruselas - Los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN inician hoy una cumbre de dos días en Bruselas en la que esperan aprobar medidas clave para su seguridad en Europa y frente a las amenazas terroristas, y superar así las diferencias con el presidente de EEUU, Donald Trump, en diversas áreas.

Trump ha dejado hablar a su lengua viperina y llega a la cumbre con una lista de acusaciones a los países miembros. Después de enviar numerosas cartas para exigir mayor gasto dentro de la OTAN a algunos países como España, Alemania y Canadá, ayer llamó “morosos” a varios Estados y dijo que deberían “reembolsar” a Washington los pagos atrasados. “Muchos países de la OTAN, a los que se espera que nosotros defendamos, no solo no llegan a su compromiso actual del 2% (que es bajo), sino que también son morosos y deben varios años en pagos que no se han hecho. ¿Se lo reembolsarán a EEUU?”, tuiteó Trump desde el avión que le transportaba a la capital belga. Unas horas antes, el mandatario había insistido también en que la OTAN “ayuda mucho más” a los integrantes de la Unión Europea (UE) que a EEUU, que paga “más del 70%” del coste de la defensa común.

Frente a la actitud combativa de Trump, los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN que acuden hoy a la primera jornada de la cumbre tratarán de mostrar unidad. “Una de mis principales responsabilidades es que, mientras los acuerdos sobre comercio sigan sin resolverse, minimicemos el efecto negativo en la cooperación dentro de la OTAN”, dijo en una rueda de prensa el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, quien reconoció que los “desacuerdos” con Trump abarcan áreas como el comercio, el cambio climático o el acuerdo nuclear iraní. En todo caso, se mostró convencido de que la cumbre será un éxito pese a los “diferentes puntos de vista entre aliados en diferentes asuntos”.

gasto por países Si hay algo por lo que Trump va a luchar en esta cumbre con sus socios de la Alianza Atlántica es el aumento del gasto militar para que todos los países lleguen al 2% de su PIB.

Pese a la petición de Trump de que todos los países aumenten su gasto en defensa, el reparto más equitativo de las cargas será uno de los asuntos centrales de la cumbre. Fuentes diplomáticas insistieron en que el compromiso de 2014 no es un imperativo legal sino “una directriz plasmada en un texto político” y que se debe cumplir “en función de la situación económica de los países”. Canadá y los aliados europeos incrementarán un 3,78% esa inversión.

Además, este año se espera que sean ya ocho los aliados que hayan alcanzado la meta del 2%, frente a sólo tres en 2014. “Todos esos logros se ven ensombrecidos por las exigencias de Trump en el reparto equitativo de la carga”, indicaron.

Los jefes de Estado y de Gobierno aliados también darán su respaldo a una nueva misión de formación militar en Irak para “evitar que vuelvan a emerger grupos terroristas o el Estado Islámico”, y darán luz verde a dar más apoyo a países como Túnez y Jordania. Además, los líderes adoptarán una iniciativa de cara a lograr, para 2020, 30 batallones mecanizados, 30 escuadrones aéreos y 30 buques de combate disponibles en un plazo de hasta 30 días. - Efe/E.P