Agradecimiento

Cipriano Jiménez Merino - Miércoles, 11 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Dicen que “de bien nacido es el ser agradecido” y yo, bien nacido soy. Por eso, no me duelen prendas al proclamar alto y claro: gracias. Eskerrik asko. He de agradecer el buen trato, el cariño y la profesionalidad -salpimentada con unos sutiles toques de paciencia- por el personal que me atendió en el Complejo Hospitalario de Navarra. Los 11 días que he estado ingresado me han servido para curarme y también para comprobar in situ todas las múltiples atenciones que prodiga con generosidad la plantilla al completo del citado hospital en la especialidad de Neurovascular. Desde el celador Alberto a la cirujana Marina López Santamaría y su ayudanta, las auxiliares Puri y Ana, la enfermera Teresa y la estudiante Mariluz, todo el equipo de Radiología, el doctor Juan y la doctora María Herrera, la limpiadora de la nación vecina con la que compartimos la llamada piel de toro y, por supuesto, la sección de despertar URPA. A todas las personas que han contribuido a mi sanación, a las que cito, a las que no, repito: muchas gracias. Mila esker. Y que les vaya bonito.