espera que el Gobierno central sea "sensible"

Erkoreka ve razones "sobradas"para que el Gobierno central desista del recurso a la ley de abusos policiales

Defiende que el acercamiento de presos "podría perfectamente aplicarse a Euskadi con mucho beneficio y sin perjuicio de nadie"

EP - Miércoles, 11 de Julio de 2018 - Actualizado a las 13:09h.

BILBAO. El portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, espera que el Gobierno central sea "sensible" y desista del recurso contra la Ley vasca de abusos policiales porque hay "razones más que sobradas" para ello. Por otra parte, ha afirmado que el acercamiento de presos "podría perfectamente aplicarse a Euskadi con mucho beneficio y sin perjuicio de nadie".

Erkoreka, en una entrevista en ONDA VASCA, ha afirmado, en relación al nuevo Gobierno central, que, hasta la fecha, "las palabras son excelentes, seguramente inmejorables" y hay "sintonía elevada".

Según ha manifestado, los contactos son "muy fluidos" y ambas partes trabajan para que "la voluntad y la disposición se pueda traducir en resultados concretos y efectivos".

Tras indicar que mantienen contactos "casi cotidianos" con sus homólogos en el Gobierno central, ha precisado que se trabaja en "dos frentes", uno de ellos la creación del grupo de trabajo que repasará las transferencias pendientes. Según ha precisado, ya remitió a la ministra de Política Territorial, Meritxel Batet, el listado de tranferencias y también abordó esta cuestión con el secretario de Estado, que le trasladó que "todos los ministerios afectados por ese listado de transferencias están trabajando en todos sus áreas sectoriales".

El otro "frente" es el relativo a la retirada o no presentación de los recursos "con los que había amenazado el Estado ante el TC" por cuestiones competenciales y cree que "pronto, en pocos días, podremos tener respuestas concretas sobre ese particular". "Soy el más interesado en que los resultado sean tangibles lo antes posible", ha añadido.

Erkoreka ha afirmado que el desestimiento del recurso contra la denominada ley vasca de abusos policiales es uno de los temas "sobre la mesa".

El portavoz del Gobierno Vasco ha asegurado que el Ejecutivo vasco ha remitido al central las "razones jurídicas" que, a su juicio, "justificarían o podrían servir de argumentación, de base argumentativa" para un desestimiento de ese recurso presentado ante el TC.

"Sin perjuicio de las razones que pueda aducir la abogacía del Estado por su cuenta, nosotros hemos querido contribuir también al desarrollo de esa argumentación jurídica porque, cuando hay un pleito en marcha, quién vaya a desistir de él tiene que argumentar jurídicamente por qué consideraba antes que esa cuestión era controvertida desde el punto de vista jurídico y ahora no lo es", ha añadido. A su juicio, en este caso hay "razones más que sobradas" para poder "dar sustento" al escrito para el desestimiento.

No obstante, ha reconocido que la "última decisión" le corresponde al Tribunal Constitucional, porque ha habido casos en los que, pese al desestimiento del recurrente, el TC ha considerado que el pleito "tenía sustancia suficiente como para que se pronunciara sobre él". "Pero ayudaría mucho el hecho de que el Gobierno central desistiese de este procedimiento y dijera al TC que ya no aprecia motivo para mantener ese pleito en pie", ha manifestado.

Erkoreka ha recordado que los socialistas fueron "coautores y corresponsables" de esa ley "en todo momento" porque, aunque salió de un Gobierno monocolor del PNV, "fue fruto de un acuerdo conjunto entre ambas formaciones políticas".

El portavoz del Ejecutivo vasco ha indicado que quieren hacer ver al Ejecutivo central que, más allá de las "razones jurídicas" para retirar el recurso, también hay "una razón política de fondo" porque, según ha insistido, esta iniciativa "no salió de una idea unilateral de un Gobierno sustentado por PNV", sino que fue fruto de "un acuerdo político" que pretendía "completar otro tipo de medidas que han venido adoptándose desde las instituciones vascas en relación con la protección, reconocimiento y reparación de víctimas de vulneraciones de derechos fundamentales".

Erkoreka espera que sean "sensibles" a la reivindicación del Gobierno Vasco y ha manifestado que, hasta la fecha, el Ejecutivo central les ha "escuchado con respeto" y han encontrado "una sintonía importante". Ha añadido que el lehendakari, Iñigo Urkulu, ha constatado en el delegado del Gobierno centra, Jesús Loza, disposición a "tomar medidas" y dar "pasos en esa dirección".

Ante las críticas a estas medidas, ha afirmado que, toda persona y organización es "libre" para expresar sus puntos de vista sobre iniciativas públicas, pero ha señalado que como Gobierno defienden que todas las víctimas de vulneraciones de derechos fundamentales "tienen derecho a la verdad, justicia y reparación".

"El hecho de que existan víctimas de una acción violenta que puedan exigir o reclamar el reconocimiento de ese derecho no excluye que otras tengan el mismo derecho para ese reconocimiento y creemos que aquí hay objetivamente un colectivo de víctimas de vulneraciones de derechos humanos en un contexto de motivación político, las derivadas, en concreto, de actuaciones o excesos policiales que han de reconocerse, han de repararse y tienen derecho a que ese reconocimiento se produzca", ha indicado Erkoreka, que ha asegurado que esos "hechos existen".

ACERCAMIENTO DE PRESOS Por otra parte, en relación a un cambio en la política penitenciaria para proceder a un acercamiento de presos, ha afirmado que es una decisión que el Ejecutivo central "parece que ha expresado con claridad y el Gobierno Vasco comparte".

Erkoreka ha insistido en que, en aplicación de la legislación penitenciaria vigente, es posible desarrollar una política penitenciaria diferente que "propicie esos acercamientos", "dando cumplimiento a las recomendaciones de las instituciones internacionales en el ámbito de los derechos humanos y a lo que viene a ser una doctrina cada vez más clara del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en el sentido de reconocer el derecho a la vida familiar de las personas presas, dotándolo de un tono más humanitario" de manera que "se pueda contribuir a distender y quitar tensión a la relación política e institucional".

El portavoz del Gobierno Vasco ha afirmado que hay un "ejemplo reciente en Cataluña" donde los implicados en el procés que están en prisión han sido acercados a esta comunidad. "Esto no ha perjudicado a nadie y sí ha contribuido a distender y a restar tensión a las relaciones políticas, institucionales y sociales y se ha dado cumplimiento a mandatos y recomendaciones de las organizaciones internacionales y a la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos", ha añadido.

A su juicio, son medidas que "son posibles" y es un modelo que, "en el marco de la legislación penitenciaria, "podría perfectamente aplicarse a Euskadi con mucho beneficio y sin perjuicio de nadie".

Erkoreka ha indicado que el Gobierno central ha mostrado "un interés evidente en esta cuestión" y espera que esa "voluntad", que es "clara", se traduzca "en hechos lo antes posible".

"No vemos motivos para que se pueda demorar una decisión que, como en el caso de Cataluña, se puede materializar ya mismo y puede producir efectos positivos y no alcanzamos de ver los efectos negativos que se puedan producir", ha indicado el portavoz del Gobierno Vasco, quien ha señalado que el alejamiento se enmarcaba en una estrategia de la lucha antiterrorista, pero ahora ETA "ha desaparecido" y el escenario es "completamente distinto".

Sobre la transferencia de prisiones, ha afirmado que este tema no tiene "nada que ver" con el cambio de la política penitenciaria porque, en este caso, se trata de dar "cumplimiento" del Estatuto de Gernika, "casi 40 años después de su aprobación". Erkoreka no ve motivos que justifiquen la negativa a la transferencia.