Al ritmo de la calle

Las calles de Pamplona vuelven a llenarse de artistas, tanto nuevos en la ciudad como veteranos, llegados desde diferentes puntos del mundo para entretener a un público que responde de forma “muy positiva”.

Un reportaje de Amaia Cabezón / Fotografía Unai Beroiz - Jueves, 12 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

artistas de distintos puntos de la geografía mundial vuelven a llenar las calles de Pamplona durante las fiestas de San Fermín. El público infantil es, según la mayoría de ellos, el más fácil de captar y entretener, pero aún así, todos hicieron hincapié en la importancia que tiene preparar bien los espectáculos y dedicarles el tiempo necesario para ello.

Este año la ciudad cuenta con músicos, bailarines y acróbatas que llegan desde países como Argentina, Venezuela, Colombia o Rusia.

Algunos están en San Fermín por primera vez, como es el caso del Dúo Kamikaze, formado por Chester y Valle que vienen desde Argentina. Trabajan allí en una compañía circense y después de recorrer varias ciudades de España durante muchos años, decidieron venir a conocer los Sanfermines.

Explicaron que a pesar de ser el primer año en Pamplona, tienen una opinión muy positiva sobre sus habitantes, tanto por el carácter como económicamente hablando, y es que precisamente eligieron venir aquí después de varias recomendaciones de compañeros. “Hay una parte de la ciudad en la que la gente se dedica casi exclusivamente a beber, pero también hay sitio para nosotros, para los artistas, porque son muchas las familias que frecuentan estas otras zonas”, indicaron.

veteranos Pero las calles de Pamplona cuentan con grupos muy veteranos también. Es por ejemplo el caso de Fusión Callejera, del que forman parte Toto, Baison, Niño, Dioli y Pumba (nombres artísticos). Ellos llevan ya diez años acudiendo a la capital navarra en estas señaladas fechas. Ahora llegan desde diferentes puntos de España, pero los primeros años venían desde Argentina, donde se formó el grupo, aunque los integrantes son también de Venezuela.

En cuanto a si económicamente compensa venir a Pamplona desde tan lejos para una sola semana, Sergio Tarantino respondió que “la gente tiene muy buen rollo y no solo nos importa lo que podamos sacar, sino también la respuesta del público. Somos artistas de la calle, así que el dinero no puede ser lo más importante para nosotros porque entonces tendríamos otro trabajo”.

También habló de la parte que no se ve, del entrenamiento, y es que “no es importante solo lo que uno consiga acrobáticamente, sino el tiempo que hay detrás dedicado a profesionalizar no solo el movimiento, sino también la coreografía”, añadió.

de rusia a pamplona El caso de los hermanos Valeriy y Vitaliy Lagutik, provenientes de Rusia, también destaca por su veteranía actuando en Pamplona, aunque esta vez llevaban tres años sin acudir a las fiestas. “Económicamente, cada año es un poco más difícil porque cada vez hay que tocar más horas para tener resultados”, dijo Valeriy Lagutik. Y es que por ejemplo, el día anterior habían estado actuando durante doce horas. Normalmente tocan hasta las 2.00 horas de la madrugada, pero, algún día eligieron aguantar hasta las 4.00 horas. Su hermano mayor, que vive en Moscú y es músico profesional, es el encargado de realizarles los arreglos para que se acerquen a la música española y festiva.

Son muchos los artistas que llevan varios años acudiendo a este cita que califican de “totalmente positiva”, y es que consideran al público pamplonés “muy agradecido y animado”. También los extranjeros aportan mucho dinero, aunque están por debajo de los niños.

Compartiendo la opinión, muchos de los que este año debutan en Pamplona aseguraron que la idea era repetir la experiencia que estaba resultando “muy enriquecedora”.

Como ejemplo de la filosofía de algunos de los artistas, es representativa una frase que repitió un integrante del grupo Fusión Callejera a lo largo de su espectáculo: “Somos artistas de la calle y vivimos de las aportaciones del público, pero en el caso de que no puedan permitírselo no se vayan, recibiremos encantados un fuerte aplauso por su parte”.