Steph Mutsaerts: anfitriona y escaladora

Nació en Vancouver, entre las montañas rocosas y el océano Pacífico, viajó y escaló por todo el planeta pero hace 20 años aterrizó en Navarra y ahora se dedica a explicar nuestra fiesta

Jueves, 12 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Es una ciclista apasionada de largas rutas, ha practicado deportes por todo el planeta y fue fundadora de la Escuela Navarra de Big Wall, conocida por realizar importantes itinerarios en remotas paredes en la Patagonia, las montañas rocosas, la bahía de Baffin, el Himalaya o el África subsahariana. Ha trepado paredes e incluso ha abierto vías nuevas en el Karakorum paquistaní, pero la canadiense Stephanie Mutsaerts confiesa que nunca nunca, después de 20 años viviendo en Pamplona, se ha atrevido a correr el encierro. Quizás sea esta la única cuenta que tiene pendiente con estas fiestas, porque por lo demás, en Sanfermines lo ha dado todo. “Quizás es que he visto demasiados encierros y le tengo mucho respeto a la carrera”, afirma. “En Sanfermines me gustaría poder duplicarme o triplicarme, hay mucho que ver, que hacer, que disfrutar y bailar: ¡no llego a todo!”, dice entre risas poco antes de comerse un bocadillo en el Jesusmari de la calle San Agustín y zambullirse de pleno en otra jornada festiva en la plaza de toros. Nada que ver con el trajín que tenía hace apenas unos días, paseando al director de cine de Hollywood Joe Russo y su familia por las calles de Pamplona. Y es que Steph ya no solo ha superado el umbral de una “guiri de toda la vida”, si no que se ha convertido en una de nuestras mejores anfitrionas. Es una emprendedora y fundadora de dos empresas turísticas: Heart of Pamplona (Corazón de Pamplona, en inglés) con la que gestiona cinco apartamentos turísticos y Northern Spain Travel (una agencia de viajes especializada en cultura, gastronomía, historia y naturaleza en el entorno del País Vasco).

Steph llegó aquí procedente de Barcelona, donde había caído en 1992 con la excusa de los Juegos Olímpicos y como una forma de ampliar sus estudios de español y añadir un idioma más a su extenso currículum. “En realidad era una excusa para no volver a casa y seguir viajando y viviendo en Europa”. Se enamoró de un muchacho que había conocido escalando en Yosemite y por eso terminó en Pamplona, donde durante años dio clases de inglés en la UPNA. Stephanie recuerda que sus primeras fiestas de San Fermín simplemente le shockearon. “No me podía creer que la ciudad se transformase así”, rememora. Hija de holandeses emigrados a Canadá, Steph nació en Vancouver y allí estudió Antropología. Asegura que si algo caracteriza San Fermín es el sentido comunitario: “Somos familia, somos cuadrilla, nos gusta compartir, juntar 20 o 30 amigos en la calle, sacar unas mesas y comer, que salga una banda improvisada a tocar música. Los Sanfermines conservan la esencia de lo que realmente importa en la vida, ser fieles a unos ideales, a la gente que aprecias”.

en corto

Nombre. Stephanie Mutsaerts

Fecha y lugar de nacimiento: Vacaouver, BC (Canadá), 1969.

Primer San Fermín: 1997

Una canción: El pasodoble ‘No te vayas de Navarra’ como banda sonora festiva.

Un comida: Para las fiestas, sin duda, estofado de toro de lidia o rabo.

Un ‘momentico’: El Chupinazo.

Un ‘momentazo’: Recuerdo estar unos Sanfermines, cuando mis hijos eran más pequeños, de 7 y 10 años, en mitad de una peña bailando, ver la mezcla de gente de edad y ellos (canadienses) gozando, con unas gafas de colores y tirados en el suelo. Felices.