una iniciativa transversal del Ayuntamiento

Un auzolan artístico

diez jóvenes trabajan a lo largo de la semana en poner en valor el casco viejo de estella-lizarra

Un reportaje y fotografía de Julen Azcona - Jueves, 12 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Una línea recta de color amarillo recorre desde el pasado lunes los suelos y fachadas del Casco Viejo de Estella-Lizarra. Mientras, el cabezudo de la Abuela Chocha observa impasible a visitantes y vecinos desde las escaleras de la calle Estudio de Gramática. El responsable, On Lizarra;una iniciativa transversal del Ayuntamiento de Estella que surge desde el departamento de Juventud y que aúna otras áreas municipales como Servicios Sociales.

Así, desde el pasado lunes y hasta el próximo viernes un grupo de diez jóvenes de entre 16 y 23 años se está encargando de limpiar y desbrozar el Casco Antiguo de la ciudad del Ega. En concreto, las calles La Estrella, Navarrería, Cotarro y Estudio de Gramática.

El objetivo es impulsar la activación juvenil y los valores del voluntariado, la implicación con la comunidad o el embellecimiento de zonas degradadas, tal y como explica Oihana Beraza, técnica del área de Juventud. “La clave es activar a la gente joven;que haga cosas diferentes y nuevas”, señala.

Beraza afirma que hace una labor de “acompañar” a los participantes, junto a otros empleados municipales como Iñaki Ruiz (Juventud) y Tania Osés (Servicios Sociales), además de la colaboración de la arquitecta Uxua Donblás y el apoyo del edil Asier Urzelai. “Desde el equipo de Gobierno se quería hacer algo en lo viejo, por eso se nos dejó actuar aquí”, aclara Beraza.

La particularidad de este auzolan es que va más allá del servicio comunitario: los jóvenes se han propuesto dejar una huella artística en el barrio con el amarillo chillón como signo distintivo.

La culminación de su obra tendrá lugar mañana, cuando los participantes firmen sus nombres en un moro de la calle Navarrería. Es una actividad a la que han querido invitar a todo el vecindario y que arrancará a partir de las 12.00 horas.

On Lizarra-anglicismo que sugiere activar algo, ponerlo en marcha- viene de un programa similar, Pasarelas, impulsado también por el Consistorio (en cooperación con la asociación Nuevo Futuro) y en el que varios jóvenes decoraron los alrededores de Remontival y de la casa de la juventud María Vicuña. La diferencia con el actual, explican, es que este es “flexible, se va creando sobre la marcha”.

Así, la semana empezó con un paseo por el barrio y poco a poco fueron surgiendo las ideas creativas, como la de colaborar con la Comparsa de Gigantes y Cabezudos y con Iñaki Rifaterra, artista de la serigrafía. Tras visitar el silo de la Comparsa y fotografiar las estatuas, al grupo se le ocurrió imprimir la imagen de la Abuela Chocha para embellecer los bordillos de las escaleras junto al bar Katxetas, creando un curioso efecto óptico.

Los jóvenes se informaron de la actividad en el instituto y a través de la casa de la juventud. “Nos apuntamos por aprender y porque nos interesaban valores como el voluntariado”, explican, destacando la “buena” relación que están teniendo con el vecindario. “Un día nos trajeron agua. También hay quien se para a preguntar, porque no entiende qué hacemos”, explican.