400 VALLAS Europeos de Berlín

Agridulce séptimo puesto

400 METROS VALLAS | Sergio Fernández es penúltimo con su mejor marca de la temporada (48.98) en una final excelsa que gana el noruego Karsten Warholm

“No hay excusas, pero sigo teniendo un sueño: Tokio 2020. Quiero estar en una final olímpica”

Viernes, 10 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Pamplona - “No hay excusas”, dijo Sergio Fernández después de terminar en la séptima plaza su participación en la final de los 400 metros vallas de los Europeos de Berlín. Pero fue una mentira piadosa, porque sí las hay. El atleta de Barañáin se ganó el pasado martes el derecho a defender la medalla de plata que se colgó hace dos años en Ámsterdam después de una temporada muy complicada, con muy pocos entrenamientos y menos carreras por culpa de un edema óseo en uno de sus tobillos que estuvo a punto de dejarle fuera de combate durante todo el año. Sin embargo, Sergio Fernández peleó contra sus problemas físicos, ganó el Campeonato de España, logró la mínima para los Europeos y, aunque con suspense, se coló en una final continental excelsa que ganó el gran favorito, el noruego Karsten Warlhom (oro), con el turco Yasmani Copello (plata) y el irlandés Thomas Barr (bronce) de escoltas en el podio.

Aunque el navarro salió bastante bien colocado de la última curva, fue superado por casi todos sus rivales en la recta final y de nada le sirvió firmar su mejor marca personal de la temporada (48.98) en su reto de conquistar un metal como ya hiciera hace dos años en Ámsterdam.

Fue una carrera tremendamente veloz y en la que todos los protagonistas ofrecieron su mejor versión. De hecho, el noruego Warlhom, oro ayer y oro hace un año en el Mundial de Londres, se hizo con el triunfo y batió la el récord del mundo de categoría sub-23 (47.64), mientras que el medallista de plata, el turco Copello, mejoró la plusmarca de su país. Fueron los dos únicos que bajaron de los 48 segundos, pero el resto de finalistas, a excepción del último clasificado, batieron sus mejores marcas personales de la temporada, e incluso el francés Ludvy Vaillant, que terminó cuarto, firmó su mejor registro de siempre.

La cuestión es que, aunque ser uno de los ocho mejores de Europa se convierte de por sí en un éxito, Sergio Fernández se mostró exigente consigo mismo. “Ha sido una temporada complicada, pero seguro que las de los rivales también. Sinceramente, venía con expectativas de ser medalla, estaba en mi cabeza”, reconoció, agradeciendo el apoyo que recibió en los malos momentos y hablando también de su próximo objetivo: “Tengo un sueño, que es Tokio 2020 e intentar estar en una final olímpica, y voy a luchar con todo lo que tengo por conseguirlo”. - D.N.

Clasificación

1. Karsten Warholm (Noruega) 47.64

2. Yasmani Copello (Turquía) 47.81

3. Thomas Barr (Irlanda) 48.31

4. Ludvy Vaillant (Francia) 48.42

5. Patryk Dobek (Polonia) 48.59

6. Magi Rasmus (Estonia) 48.75

7. Sergio Fernández (España) 48.98

8. Timofey Chalyy (Neutrales) 49.41

Detalles

Récord de Europa sub-23. El ganador de la prueba y campeón del mundo en 2017, el noruego Karsten Warholm batió en la final el récord de Europa sub-23 de 400 metros vallas (47.64).

Récord de Turquía. El segundo clasificado, el turco Yasmani Copello, batió el récord nacional de su país (47.81).

Otras cinco mejoras. El resto de finalistas, a excepción del último clasificado e incluido Sergio Fernández, firmaron sus mejores marcas de la temporada. El cuarto, el francés LudvyVaillant, incluso batió su mejor registro personal.