ALTUNA III/ZABALETA 22-13 EZKURDIA/REZUSTA

Altuna es más de la mitad

VIRGEN BLANCA | El delantero firmó 11 tantos y ayudó a Zabaleta, con el que consiguió el título

“Agradezco a Jokin que me haya metido en el partido, sobre todo en los primeros tantos”

Viernes, 10 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Altuna III-Zabaleta 22

Ezkurdia-Rezusta 13

Duración 53:41 minutos de juego.

Saques 3 de Altuna (tantos 4, 17 y 21) y 2 de Ezkurdia (tantos 3 y 12).

Pelotazos 450 pelotazos a buena.

Tantos en juego 11 de Altuna III, 1 de Zabaleta, 3 de Ezkurdia y 2 de Rezusta.

Errores 3 de Altuna III, 5 de Zanañeta. 7 de Ezkurdia y 3 de Rezusta.

Marcador 2-0, 2-4, 5-4, 5-5, 11-5, 11-6, 12-6, 12-7, 15-7, 15-8, 18-8, 18-10, 19-10, 19-12, 21-12, 21-13 y 22-13.

Incidencias Final del Torneo Virgen Blanca disputado en el frontón Ogueta de Vitoria. Media entrada, 1.000 personas.

Jon Viedma Carrera

Jorge Muñoz

pamplona - Jokin Altuna es más de la mitad de una pareja. El delantero de Amezketa firmó 11 tantos en jugada en la final del torneo Virgen Blanca de ayer, pero no solo logró el cincuenta por ciento de los tantos, sino que también ayudó a un Zabaleta que comenzó fallón.

El guipuzcoano no parece que tenga 22 años. Ayer, además de llevar él el peso del partido, hizo de botillero -de esos que quieren quitar las empresas- y ayudó a su compañero a templar nervios, guiarle en el buen camino y así hasta llegar al cartón 22 y al título en Vitoria.

El comienzo fue igualado y estuvo repleto de errores. Zabaleta no estuvo cómodo, y tiró las tres primeras pelotas que se convirtieron en tantos azules. Altuna ayudó entonces al zaguero de Etxarren, cargó con la mayor parte del peso como hizo el navarro en la semifinal del martes con él.

Más tranquilo, Zabaleta se metió en el partido y comenzó a dominar a Rezusta. Nada fácil. Sin embargo, el zaguero de Bergara tampoco tuvo su día. No tuvo continuidad en el pelotazo, cruzó demasiado la pelota llegando a tocar pared izquierda antes de llegar al frontis, lo que restó mucha velocidad e intención a sus pelotazos.

Creciéndose conforme veía como el guardaespaldas azul estaba detrás suya, Zabaleta siguió conectando buenos pelotazos que facilitaban las cosas a Altuna en el remate. El de Amezketa, en un verano repleto de partidos -en La Blanca ha jugado tres en cinco días, incluyendo uno mano a mano-, sigue cumpliendo y rayando a un gran nivel.

Con un remate de aire que pone la pelota en direcciones que bien podrían ser los trazos de un delineante, el vigente campeón Manomanista buscó los ángulos y los pies a Ezkurdia, que no se podía defender ante un rival que se crecía y que firmó la mitad de los tantos necesarios para lograr la victoria.

Mientras tanto, el delantero de Arbizu no tuvo su mejor día. En contraposición a su contrincante en los cuadros delanteros, sus remates llegaban muy por encima de la chapa, restando sorpresa y aumentando la capacidad de reacción de una pareja colorada que supo, cuando peor tuvo las cosas en el tanto, defenderse como gato panza arriba.

La solidez, unida a la chispa del de Amezketa en los cuadros alegres, llevó a Altuna III-Zabaleta a lograr el torneo de Virgen Blanca. Además, el guipuzcoano se llevó el trofeo a mejor pelotari, y dos centenas de puntos que le hacen afianzarse más en el Ranking Codere de cara al Masters del próximo mes.

Ya supera en más de 1.100 puntos al segundo en la clasificación, Rezusta, quien junto con Ezkurdia no pudo conseguir su segundo título de verano tras vencer en la final de San Fermín.