Estella-Lizarra | Actos populares

El ajoarriero de los campeones

Julio Sucunza Azcona y José Manuel Álvarez Beruete lograron por tercera vez el primer premio en el concurso El guiso se cocinó en la plaza Santiago

M. González/J. Azcona - Viernes, 10 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Estella-Lizarra - Julio SucunzaAzcona y José Manuel Álvarez Beruete consiguieron ayer por tercera vez el primer premio en el XLVIII Concurso de Ajoarriero que se celebró para cerrar las fiestas de Estella-Lizarra. En el certamen participaron 34 parejas. En segundo lugar se situaron Juan Jordana González y Jesús Javier Munárriz Desojo, mientras que el tercer premio lo lograron Daniel Sancho Sánchez y Jesús Sancho Astiz.

Los ganadores, Julio Sucunza y José Manuel Álvarez, repitieron triunfo por tercera vez, ya que ya habían ganado el concurso en los años 2011 y 2013. Además, también habían logrado dos terceros premios. “Yo este año quería el segundo, que es el que me faltaba”, aseguró Julio Sucunza. La pareja ganadora relató que no hay secretos para lograr tantos galardones. “Es cuestión de suerte”, apuntaron. José Manuel Álvarez dio todo el mérito a su compañero. “Julio es un verdadero maestro, yo sólo parto muy bien la cebolla”, bromeó. Los cocineros aseguraron que no tienen ninguna receta especial. “Se trata de hacer la fritada y sacarle toda la gelatina. El punto de sal es lo más complicado”.

El concurso de ajoarriero lo organizó la Sociedad Peñaguda. En total, 34 parejas cocinaron el guiso en la plaza de Santiago. Provistos de tarteras y el correspondiente bacalao o abadejo, los participantes compitieron dispuestos a pasar un último día de juerga cocinando.

Fue el caso de las hermanas Belén y Puy Sánchez, que revelaron durante la cocción del plato que su secreto para un resultado satisfactorio es “darle un buen meneíto” a la tartera. En su tercer año consecutivo participando en el concurso, las hermanas aseguraron que, aunque las reglas obligan a no usar más ingredientes de los que entrega la organización, hay libertad para dejar de usar alguno de dichos componentes. “No te puedes pasar pero sí que te pueden sobrar cosas. Y a nosotras nos sobran. Más de la mitad”, afirmaron, entre risas, prefiriendo mantener en secreto cuáles fueron los ingredientes que no acabaron en la tartera.

Aunque no han ganado ningún año, las Sánchez se mostraron contentas: “Hemos podido cenar lo cocinado todos los años”, junto a su familia y amigos. “Ellos son el verdadero jurado;ganar es que nuestra gente cene bien esta noche”, señalaron, destacando que participan para pasárselo bien y por la relación que se crea entre los concursantes. “El primer año no conocíamos a muchos, pero muchos repetimos”, señalaron.

Una de las parejas participantes más jóvenes fue la formada por Ana Ulzurrun e Iñaki Martínez, de 29 y 23 años respectivamente. Este se trataba de su tercer año concursando, y aseguran que lo hacen porque les gusta cocinar. “Nos conocimos cocinando”, recordaron. Su secreto también es quitar ingredientes;en su caso la sal, el huevo y la patata. “El truco es desalarlo bien, por eso no le echamos nada sal”, explicaron.