El complicado equilibrio entre el Medio Ambiente y el medio rural

El tema del oso ha levantado siempre críticas entre los ganaderos, aunque también es un gancho para el turismo

Viernes, 10 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

Pamplona - No es un tema fácil. Ni aquí ni en Francia, donde ya se han producido algunas protestas ante la inminente suelta de dos nuevas osas. Desde un punto de vista medioambientalista y de protección de la Naturaleza el asunto no ofrece mucha discusión: el oso es una especie en peligro de desaparición y no hay otro camino para recuperarla. Desde el punto de vista socioeconómico y de desarrollo del territorio la clave está en saber la relación coste-beneficio en cuanto a posibles incidencias en el sector ganadero (normalmente no hay problemas con los humanos) o apicultor (al oso le encanta la miel) y el sector turístico ya que, por ejemplo, en comunidades como la asturiana, Castilla o Cantabria las excursiones organizadas para ver osos se han convertido en un plus más para atraer visitantes. Allí también se han solucionado razonablemente las afecciones en el ganado aunque no hay tantas ovejas. En el Pirineo, en general, y en el Roncal en particular el asunto se vivió en los años 90 con mucha intensidad. Hubo una larga serie de indemnizaciones y posturas encontradas entre este sector, algunos ayuntamientos y el movimiento ecologista, por ejemplo. La situación se puede repetir ahora. El departamento de Medio Ambiente, Desarrollo Rural y Administración Local cuenta en su propio ADN de estructura orgánica con esta doble visión además de un equipo de vigilancia específico. Por ello han iniciado una ronda de encuentros en la zona (esta semana ha sido la última) y la batería de ayudas económicas y materiales es bastante amplia para que en esta historia nadie pierda. - J.I.C.