OSASUNA la actualidad

Otro Osasuna, otro Sadar

Los porteros Iván Martínez y Juan Pérez, con Richard Sanzol. (MIKEL SAIZ)

La Previa Tras caer en Palma, Osasuna recibe al Elche con los retos de estrenar su casillero de puntos, mejorar las prestaciones del curso pasado como local y conectar con la afición (19.30, ‘Movistar Partidazo’)

“Nos vamos a encontrar un equipo herido y un estadio hostil con el rival, pero eso a mí me pone” “El reencuentro con la afición de Osasuna va a ser muy bonito, va a ser un partido especial para mí” “Si le metemos ritmo al partido y jugamos en campo rival, seguro que la afición se va a activar rápido” “Jugar en El Sadar es un reto que afronto con ganas e ilusión;ojalá llegue pronto ese día”

Javier Leoné/Mikel Saiz - Domingo, 26 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

PAMPLONA. Al vetusto estadio de El Sadar, que el pasado año celebró sus bodas de oro, le espera en breve una tan obligatoria como necesaria reforma física. Todavía está por ver de qué calado -el debate se centra ahora en si debe ser integral o básica-, pero más inminente se presenta la reforma espiritual del feudo de Osasuna a la que aspiran este curso directivos, técnicos, jugadores y afición de un club que ha renunciado a la condición de favorito al ascenso que tanto le lastró la temporada anterior para cambiarla por el objetivo de, en palabras del presidente de la entidad, Luis Sabalza, “recuperar la conexión entre equipo y afición”. Y a eso se pone a partir de hoy a las 19.30 horas en El Sadar el equipo de Jagoba Arrasate, que recibe al Elche con los retos de estrenar su casillero de puntos -tras caer hace una semana en Palma en su debut liguero (1-0)-, mejorar sus prestaciones como local del último ejercicio -con Diego Martínez en el banquillo Osasuna sumó sólo 33 de los 63 puntos a los que optó como anfitrión- y hacer vibrar a su hinchada como lo hacía antaño.

No se trata de una empresa sencilla porque la afición de Osasuna es fiel, pero también exigente -principalmente con el esfuerzo de los jugadores, cuestión innegociable para la grada-. Y no son argumentos exentos de fuste, puesto que, pese a las decepciones deportivas de los dos últimos cursos -el descenso a Segunda de hace dos ejercicios y la imposibilidad de alcanzar la promoción de ascenso del que concluyó en junio-, la masa social rojilla se ha mantenido, rozando los 16.000 abonados, mientras que el propio presidente admitió públicamente que el malestar de la afición le costó el puesto de entrenador a Diego Martínez. Cambios en el once Con estos precedentes, Osasuna busca hoy en El Sadar su primer triunfo del curso. Lo va a hacer, como ya lo intentó en la jornada inaugural del campeonato, con Juan Pérez como portero. El canterano comenzó la pretemporada como el tercer guardameta de la primera plantilla, pero las lesiones de Sergio Herrera y Rubén le han abierto de par en par las puertas de la titularidad. A pesar de la derrota contra el Mallorca, el canterano aprovechó la oportunidad en su estreno en partido oficial con la camiseta del primer equipo rojillo y hoy quiere volver a hacerlo delante de su hinchada. Tampoco se esperan cambios en la zaga, ni en el eje del centro del campo, pero de las palabras de Jagoba Arrasate en la previa del choque se desprende que sí habrá novedades en la parcela más ofensiva del equipo con respecto a la alineación que actuó de inicio en Palma. Como Osasuna completó ayer su último entrenamiento de la semana a puerta cerrada en El Sadar, no han trascendido los planes que maneja el técnico rojillo, aunque por lo que dijo el pasado jueves, Juan Villar y Rubén García podrían colarse en un once al que también oposita Xisco, ausente contra el Mallorca por sanción. Sin embargo, son meras especulaciones para un partido con, eso sí, dos premisas claras: ver otro Osasuna -diferente al de Palma- y otro Sadar. Las cifras 4 Bajas. Osasuna afronta su segundo partido de Liga de esta temporada, el primero como local, con cuatro bajas, dos menos que hace una semana en Palma, ya que Jagoba Arrasate recupera para la causa a Xisco y Lillo, ausentes contra el Mallorca por sanción (acumulación de cinco tarjetas amarillas de la campaña anterior). En cambio, esta tarde seguirán sin poder jugar por lesión los porteros Sergio Herrera y Rubén, además de Fran Mérida y Aridane. 3 cambios en la citación. La segunda convocatoria de Jagoba Arrasate como entrenador de Osasuna presenta tres novedades con respecto a la primera: se caen de la citación Miguel Flaño, Endika (jugó ayer con el Promesas) y Javi Martínez (de baja por lesión) y ocupan sus respectivos lugares Xisco, Lillo y el último fichaje del conjunto navarro, Rubén García. 9 Canteranos. Si a Palma viajaron 12 canteranos, para el primer partido en El Sadar la cifra en la convocatoria se reduce a 9. Contra el Mallorca jugaron de inicio 7.

Secciones