Investigación. Un bachiller en

El IES Valle del Ebro, en Tudela, ofrecerá desde este año un Bachillerato de Investigación. Unos 30 estudiantes estrenarán este programa, con el que realizarán un trabajo durante dos cursos

Un reportaje de G. Montañés Fotografía cedidas - Domingo, 26 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

El IES Valle del Ebro, en Tudela, estrenará el próximo curso un Bachillerato de Investigación (I+). Se trata de un programa con el que el alumnado se prepara durante 1º y 2º de Bachiller para realizar un trabajo de investigación y para el que, según el plan previsto en el instituto, cursarán este año una nueva asignatura fuera del horario escolar que les servirá de introducción a las claves de la investigación. Además, el centro aspira a firmar convenios con otras entidades para que el alumnado pueda colaborar con ellas en prácticas para la realización del trabajo. De entrada, esta promoción comenzará con 30 estudiantes en 1º.

“Para el centro supone un reto, porque implica al profesorado, a las familias... Y apostamos por esta vía porque creemos que hay que responder a las necesidades que plantea el alumnado”, explica la directora del centro, Izaskun Ciriza Aramburu. Y, por ello, explica que esta iniciativa pretende responder a la demanda de un alumnado con aptitudes para la investigación, y que para ello tendrá que comprometerse con este trabajo durante dos cursos de Bachillerato. Más allá de cursar las asignaturas habituales de su propio itinerario en Bachiller.

Este programa cobra forma después de que, el curso pasado, estudiantes de 1º de Bachillerato del centro lograran el primer premio en la 30 edición del Certamen nacional de Jóvenes Investigadores, una iniciativa convocada por el Ministerio de Educación y en la que representantes del centro tuvieron contacto con grupos de otras comunidades que ya disponen de un Bachillerato de Investigación.

En Navarra, el instituto de Peralta, IES Ribera del Arga, cuentan desde el curso 2012-13 con la posibilidad de que el alumnado, también durante los dos cursos de Bachillerato, realice un proyecto de investigación, que les puede suponer una subida de nota (de hasta alrededor de un punto), según explican desde el centro. En este caso se trata de un proyecto de innovación educativa, y calculan que unos diez estudiantes lo terminan cada curso. Pueden realizar este trabajo, similar al concepto de un Trabajo Fin de Máster (y que presentan ante un tribunal) de forma individual o en parejas.

Desde el Valle del Ebro, por su parte, explican que su apuesta es diferente a la que se realiza, por ejemplo, en otras autonomías, donde cuentan con recursos destinados exclusivamente a este tema y hay grupos cerrados donde toda la clase trabaja dentro de este Bachillerato. En este caso, el proyecto que se va a realizar en Tudela se vincula más a la situación actual del centro. Además, se quiere potenciar con esta iniciativa las nuevas metodologías, como el aprendizaje colaborativo o por proyectos.

Así lo explica el profesor de Secundaria de Geografía e Historia y coordinador de este Bachillerato, Pablo Ijalba Pérez. Este docente, que gestionó el trabajo premiado en el certamen, afirma que este reconocimiento sirvió de impulso al proyecto de I+. “Empezamos a trabajar en febrero y ha cobrado forma en un tiempo exprés, porque en abril ya se ofreció a las matriculaciones”, explica.

30 plazas Y la respuesta, cuenta, les ha sorprendido. Al principio se pensó en ofrecer 25 plazas y, al final, se ha ampliado a 30. Otros 16 estudiantes han quedado en lista de espera, según recoge la web del centro. Para decidir qué alumnado participará en esta primera experiencia se ha tenido en cuenta el expediente y, también, si estaban ya en el centro.

Una vez arranque el curso, durante los tres primeros meses se ofrecerá una asignatura (una hora, dos días a la semana) fuera del horario escolar (de 14.00 a 15.00 horas) de Iniciación a la investigación, que será obligatoria para todo el alumnado dentro de este Bachillerato. Y profesorado de diversas áreas propondrán temas a los y las estudiantes, que también podrán sugerir sobre qué investigar.

Después de Semana Santa, se espera que el alumnado, que puede trabajar individualmente, en pareja o hasta en grupos de tres personas, presente un primer diseño. Además, se planificarán estancias con entidades colaboradoras (en organismos vinculados al Ayuntamiento, y también se espera trabajar con la UPNA, la UNED, el Hospital Reina Sofía...) y el objetivo es que, ya en 2º de Bachillerato, se redacte el estudio y una memoria final, que será la que se evaluará.