colocación de símbolos independentistas

Cs eleva la tensión con denuncias falsas sobre los lazos soberanistas

Una verja con lazos amarillos. (EFE)

El Govern censura sus “injurias” como el caso de una mujer agredida por motivos no políticos

Igor Santamaría - Lunes, 27 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

pamplona - Las encuestas a la baja están llevando a Ciudadanos, y también al PP, a elevar la tensión en Catalunya censurando la colocación de símbolos independentistas en los lugares públicos, en concreto los lazos amarillos. Sin embargo, el Govern criticó ayer “el nivel de falsedades e injurias que hacen circular” los dirigentes de la formación naranja “y sus medios afines llegando ya a niveles insospechados”. La última tiene como protagonista a una mujer que presuntamente había sufrido una fractura en la nariz por retirar estos lazos en las proximidades del parque de la Ciutadella en Barcelona, algo que los propios Mossos aclararon que no ocurrió por una motivación política.

Según adelantó La Vanguardia, citando a fuentes de la Policía catalana, la agresión se produjo después de la fuerte discusión entre un vecino de Ciutat Vella que paseaba a su madre en silla de ruedas y la mujer, que era pareja de un militante de Ciudadanos. Según los agentes que intervinieron en los hechos el hombre habría reñido, de muy malas maneras, a los hijos de la víctima porque jugaban a arrancar lazos y tirarlos por el suelo. A los tres menores les recriminó que “ensuciaran la ciudad”. Cuando la madre defendió a sus hijos, el agresor le gritó que se marchara a su país -es rusa nacionalizada española- y le dio un fuerte puñetazo en la cara. Todo ello sin ninguna alusión política respecto a los lazos amarillos, los presos políticos o el independentismo.

En aquel momento, el marido de la víctima intervino y cogió por el cuello al agresor para separarlo. Poco después atendió a la mujer y los hijos, y el otro hombre intentó escapar, momento en que aparecieron tres Mossos que hacían guardia en el Palacio de Justicia y que habían sido alertados de los hechos. Los agentes llamaron a la ambulancia e identificaron a los presentes. Según la explicación de los Mossos el motivo de la discusión no tuvo nada que ver con la política, un hecho que contrasta con la lectura que desde el primer momento hizo Ciudadanos, que aseguró que la agresión era porque la mujer “estaba retirando un lazo amarillo” y que habían atribuido el puñetazo a un independentista molesto con tal acción.

De hecho, la líder de Cs en Catalunya, Inés Arrimadas, anunció que este miércoles convocará una manifestación “en apoyo a la víctima y en repulsa a estos hechos”. Por ello, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, le pidió “prudencia antes de hacer interpretaciones partidistas que solo generan confusión y crispación”, mientras que el conseller d’Ensenyament, Josep Bargalló, censuró “el nivel de falsedades e injurias” citado tras condenar esa agresión. Arrimadas insistió en que “hay una grave fractura social donde los no independentistas sufrimos problemas de convivencia”.

Secciones