CICLISMO | VUELTA A ESPAÑA

El estadounidense King se corona en Alfacar

El estadounidense King se corona en Alfacar. (EFE)

EFE - Martes, 28 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 19:02h.

ALFACAR.- El estadounidense Benjamin King(Dimension Data), tuvo el honor de proclamarse primer rey de la inédita cima de Alfacar al imponerse en la cuarta etapa disputada a través de 161,4 kilómetros entre Vélez-Málaga y el puerto granadino de la Sierra de Alfaguara, donde el polaco Michal Kwiatkowski (Sky) logró mantener el maillot rojo de líder.

King, nacido en Richmond (Virginia) hace 29 años, sacó oro de la escapada del día y se apuntó una etapa de prestigio al ganar la partida al esprint al kazajo del Astana Nikita Stalnov, su compañero de escapada en los últimos kilómetros. Los favoritos se marcaron hasta la línea de meta y firmaron tablas en una jornada sin batalla marcada por el calor.

Tan solo lo intentó el británico Simon Yates (Mitchelton), que rebañó un puñado de segundos a sus rivales directos tras entrar a 2.50 del ganador. Alejandro Valverde tensó tarde, cruzó la meta a 3.13, dos segundos antes que el grupo principal con Kwiatkowski, Quintana, Enric Mas, Kruijswijk, Ion Izagirre, Kelderman, De la Cruz y Urán.

Ningún dañó en la alta jerarquía en el primer duelo al sol y de altura. En un pañuelo de menos de un minuto se comprimen los favoritos de la general. Kwiatkowski corrió con inteligencia y respeto por el maillot rojo, como dijo en la víspera, y subió al podio como líder. Le sigue el alemán Emanuel Buchmann (Bora) a 7 segundos, Yates a 10 y Valverde es cuarto a 12.

King firmó una victoria que le permite olvidar un desgraciado lance que protagonizó en la pasada Clásica de San Sebastián. Bajando el Alto de Miracruz miró para atrás y se cayó, provocando una terrible montonera de 20 corredores. Entre los perjudicados el español Mikel Landa y el colombiano Egan Bernal, que terminaron en el hospital. El americano pidió disculpas a la organización.

La cuarta etapa suponía el primer examen serio de montaña para que los favoritos se fueran quitando la careta y descubrir las fuerzas de cada uno. Una prueba para testar la capacidad escaladora de Kwiatkowski y sus posibilidades futuras como corredor para las grandes vueltas.

Muchas incógnitas que dieron interés a un trayecto que nació en la capital de la Axarquía y desemboco en la cima inédita de Alfacar, en un alto desde cuya cima a 1.440 metros se divisa un paisaje que encierra otro tipo de incógnitas. La tierra donde se supone que están los restos del poeta Federico García Lorca aún espera respuesta sobre el paradero de los restos del autor del "Romancero Gitano"

La fuga del día se formó con 9 hombres: el habitual Maté (Cofidis), en defensa del maillot de la montaña, King (Dimension Data), Salnov (Astana), Rolland (EF Education First), Wallays (Lotto Soudal), Boom (LottoNL-Jumbo), Cabedo (Burgos BH), Bagués (Murias) y Gastauer (AG2R).

El pelotón no reaccionó a la iniciativa y la avanzadilla paso por el Alto de la Cabra Montés (1a) con Maté al frente y 6 minutos de ventaja. El entendimiento en cabeza aumento la renta a 9.20 minutos a 42 de la cima de Alfacar. Ninguna preocupación en el pelotón, ya que el mejor clasificado era King y estaba a más de 4 minutos en la general.

Los 9 de cabeza empezaron a plantearse la posibilidad de disputarse la etapa entre ellos, pero restaba el ascenso al Puerto de Alfacar (1a), en la Sierra de Alfaguara, de 12,4 kilómetros al 5,4 de desnivel medio y rampas de hasta el 12. Con la paliza que llevaban en las piernas y el calor agobiante la incógnita rodeaba el desenlace final.

En el sector de favoritos no hubo voluntad de caza. Se les hizo tarde, así que por delante empezaron las hostilidades. King y Stalnov fueron los más fuertes y se marcharon en plena subida perseguidos por Rolland. El duelo se mantuvo hasta el final, donde el americano no dio ninguna opción al kazajo y pudo lograr la mejor victoria de su carrera.

Por detrás los favoritos marchaban al ritmo del Lotto Jumbo mostrando las intenciones de Krusijswijk y Bennett. Todos juntos, sin mayores complicaciones para el líder, que sin equipo, aprovechaba la dinámica de grupo.

Yates cambió de ritmo, abrió hueco y amenazó el liderato de Kwiatkowski, lo mismo que el alemán Buchmann, pero el polaco reaccionó ante una aceleración de Valverde y pudo salvar el maillot rojo. Los candidatos firmaron tablas y se volverán a medir en el próximo final en alto de La Covatilla, en la novena etapa.

La jornada dejó fuera de combate a otro favorito. En Caminito del Rey claudicaron Nibali y Porte y en Alfacar el ruso Zakarin, a 6.27 en la general. Las incógnitas se siguen divisando desde la cima de la Sierra de La Alfaguara. La Vuelta salió viva e igualada.

Este miércoles se disputa la quinta etapa entre Granada y Roquetas de Mar, de 188,7 kilómetros.

Secciones