CONTENIDO COMERCIAL

ERP Industrial, qué es y qué ventajas tiene para tu negocio

Trabajando en una oficina (CEDIDA)

Martes, 28 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 11:55h.

Desde hace unos años ya se está implementando el software con el fin de optimizar el funcionamiento de un negocio. La forma en la que se realiza es muy variada como, por ejemplo, la utilización de una plataforma de correo electrónico o usando procesadores de texto, bases de datos u hojas de cálculo. Pero hay muchas otras herramientas que ayudan a agilizar los procesos propios de cualquier negocio en el ámbito industrial. Con el desarrollo de la tecnología y los medios de la información, también lo hace el abanico de alternativas entre las que escoger para facilitar la realización de tareas en cualquier ámbito de la vida.

No obstante, el foco de importancia reside en un elemento que está revolucionando la industrial actual desde hace ya unos cuantos años. Hablamos del ERP, la solución que se ha convertido en un método imprescindible para cualquier negocio que incluya tareas de producción, pues esta herramienta ofrece multitud de posibilidades que fomentan los medios de comunicación utilizados, así como la organización y la gestión de todos los procesos que están involucrados. Hemos hablado con los expertos en https://geinfor.com/blog/erp-industrial/ para ofrecer información contrastada sobre qué es el ERP industrial y que ventajas aporta a cualquier negocio.

Qué es el ERP y en qué consiste

El ERP es un software que puede utilizarse en diferentes ámbitos formativos, aunque el tipo de ERP que nos interesa en estos momentos es el Industrial, pues es el que nos resulta valioso e importante a la hora de emprender y gestionar un negocio.

A modo de explicación definitoria de tal término, cabe mencionar que el ERP Industrial se considera un sistema que se dedica a la gestión de una planta productiva, con la función principal de llevar a cabo diferentes tareas como el diseño del producto, la logística, la planificación de las compras, la comunicación entre los distintos departamentos, la fabricación de los productos, o la gestión de los procesos involucrados, entre otros. En definitiva, abarca todos los procesos de producción que tienen lugar en el ejercicio de una empresa para analizar, revisar y mejorar los métodos utilizados.

Como es fácil imaginar, se trata de una herramienta que aporta soluciones y beneficios a la empresa para gestionar y organizar todos los procesos productos involucrados: pasados, presentes y futuros. Facilita el seguimiento de lo que ocurre en el negocio y ayuda a encaminar las estrategias hacia una dirección u otra con el fin de mejorar la productividad. Aunque las ventajas proporcionadas por esta herramienta son mucho más específicas y extensas.

Ventajas y beneficios del ERP Industrial

A continuación, ofrecemos una disección de las ventajas que supone implantar un ERP industrial en una empresa específica;así como qué beneficios ofrece a la compañía en cuestión para que potencie su desarrollo hacia una mejora productiva que genere un mayor rendimiento económico.

Seguimiento de los procesos productivos

El ERP Industrial da la posibilidad de analizar y revisar el conjunto de los procesos productivos que tienen lugar en un negocio. De este modo se analiza todos los que colaboran conjuntamente en la planta. Esto permite que sean revisados con el fin de hacer los cambios que se consideren oportunos para mejorar el rendimiento.

Recogida de información a gran escala

No es de extrañar que el ERP Industrial recoge gran cantidad de información útil de la empresa, pues su función es la de reflejar y analizar todos los procesos productivos que actúan en tal negocio. Toda esa información siempre es útil para analizar lo que ocurre en la planta y actuar del modo que se considere más adecuado según los intereses del negocio.

Optimización de la producción

A causa de lo comentado anteriormente, gracias a la revisión y análisis de los procesos productivos se puede mejorar la producción en general usando todos los datos recabados durante el análisis. El objetivo último siempre va enfocado a una mejora del sistema productivo para obtener resultados más eficientes. Aunque parezca fácil decirlo, esta posible mejora abarca muchos elementos con el fin de aprovechar los datos recopilados para fomentar la eficiencia de la planta de producción. De este modo se pueden mejorar todas las conexiones existentes en el sistema para cohesionar y coordinar todos los departamentos y los centros que forman parte de la empresa.

Adelantarse al futuro

Gracias a todos los datos recogidos, se pueden llevar a cabo simulaciones para predecir lo que ocurrirá en un posible futuro. En este tipo de simulaciones lo que se hace es modificar algunas variables o elementos, ya sean más o menos importantes, para analizar qué ocurriría en ese caso. Dependiendo de si los resultados son beneficiosos o no para la empresa, esto marcará el siguiente paso de actuación, anulando todo riesgo posible y fomentando al máximo las alternativas posibles.

Secciones