OCURRIDO EL PASADO DOMINGO

Fallece el trabajador de Michelin que quedó en coma tras un accidente laboral

El trabajador de 43 años de la fábrica Michelin de Gasteiz que quedó en coma tras un accidente laboral ocurrido el pasado domingo, ha fallecido, según han confirmado hoy a Efe fuentes sindicales.

EFE - Martes, 28 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 13:43h.

GASTEIZ. Este empleado, que trabajaba en el área de mantenimiento, estaba en un coma inducido desde que sufrió el accidente laboral, cuando iba a realizar un trabajo en altura en una prensa de cocción de neumáticos.

Sobre las 9.30 horas del domingo fue a preparar una plataforma elevadora para desplazarla y quedó atrapado entre esta y una valla, un lugar "angosto y complicado para maniobrar", según el sindicato ESK.

Cuando ocurrió el accidente el trabajador estaba solo ya que su compañero se ausentó un momento del lugar para recoger una pieza de repuesto.

Este empleado llamó al accidentado por teléfono para una consulta sobre la pieza pero no le respondió por lo que acudió rápidamente a la zona donde está la plataforma y comprobó que su compañero estaba aplastado.

En ese momento le liberó y llamó al responsable de la zona, quien a su vez intentó alertar del accidente a los bomberos y al servicio médico de la empresa pero no lo consiguió porque no funcionaba la línea telefónica interna, según aseguró ayer el sindicato ESK.

Ante esta situación, este responsable caminó hacia el servicio médico para solicitar la asistencia sanitaria y al instante se trasladó al lugar del accidente una ambulancia con un médico que reanimó al herido antes de trasladarlo a un centro hospitalario de Gasteiz.

Desde el momento del accidente hasta su ingreso hospitalario transcurrieron "unos 40 minutos", un tiempo que, según ESK, podría haber sido menor.

Además, este sindicato ha lamentado que el compañero que asistió al herido no pudo usar el desfibrilador por desconocer su utilización ya que son pocas las personas de la empresa que han recibido cursos de formación, cuando desde hace años se ha requerido a la dirección que forme a más plantilla.

La empresa ha abierto una investigación y a primeras horas de está tarde está prevista una reunión con los sindicatos para aclarar las causas de este accidente mortal. A su término se celebrará un encuentro del comité de empresa para analizar la situación. 

Las mismas fuentes sindicales han indicado que ayer los médicos le quitaron la sedación para ver si sus órganos vitales reaccionaban, pero al comprobar que su estado era muy grave y no respondía, tuvieron que volver a provocarle el coma inducido, aunque finalmente ha fallecido.