Se han dado varios casos similares en lo últimos años en Pamplona y Comarca

Las piscinas de Aranzadi, Lagunak y AD San Juan vivieron episodios parecidos saldados con condenas

Martes, 28 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h.

pamplona - El caso narrado de un joven que grabó a una mujer que se cambiaba en los vestuarios de su piscina no es un caso aislado. En los últimos años ha habido varias condenas en Navarra por grabar a otras personas en vestuarios o espacios públicos violando su intimidad.

Concretamente, en 2011 se condenó a dos años de prisión a un policía municipal de Pamplona que fue sorprendido dos años antes grabando con una videocámara en los vestuarios de hombres de las piscinas de Aranzadi. Dos años después, en 2013, un trabajador de las instalaciones de Lagunak en Barañáin fue condenado también a dos años de prisión. El trabajador había colocado cámaras de vídeo en el vestuario de mujeres para grabar. Otro hombre fue condenado por grabar en 2015 a una menor de 7 años desnuda en la AD San Juan.

El último suceso de estas características ocurrió en 2017, cuando se condenó a un hombre a dos años de cárcel y a una multa de 2.160 euros por la comisión de dos delitos contra la intimidad y la propia imagen. Fue cazado in fraganti cuando grababa las partes íntimas de mujeres con un móvil que llevaba atado a la zapatilla y con el que enfocaba entre las faldas. - D.N.