Löw rechaza las alegaciones de racismo de Özil y dice que le decepcionó

Joachim Löw (i) consuela al delantero alemán Marco Reus tras la eliminación en el Mundial. (EFE)

EFE - Miércoles, 29 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 15:01h.

BERLÍN. El seleccionador alemán, Joachim Löw, que hoy presentó su primera lista tras el fracaso del equipo en el Mundial de Rusia 2018, rechazó hoy las alegaciones de racismo del exjugador germano-turno Mesur Özil, de quien dijo estar "decepcionado".

Preguntado por el asunto del ya exmiembro de la selección, cuya retirada causó una gran polémica en el país, Löw declaró estar "decepcionado por que no lo supe directamente de él".

El seleccionador agregó que "seguramente habrá oportunidad de que tengamos una conversación personal. Esto todavía está pendiente".

En una larga comparecencia ante la prensa, Löw rechazó las alegaciones de racismo que hizo el germano-turco y aseguró: "en mi equipo nunca hubo motivo para una manifestación racista, siempre nos hemos orientado hacia los valores".

Özil comunicó el pasado 22 de julio su retirada de la selección con una declaración a través de la red social Twitter, donde afirmaba que para el presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Reinhard Grindel, un jugador de origen inmigrante como él solo es aceptado cuando se gana, pero no cuando se pierde.

El centrocampista, de 29 años y durante años pieza clave en la selección, acusaba a la federación de no aceptarlo como alemán, pese a haber ganado en 2014 la Copa del Mundo para el país donde nació.

Özil causó revuelo en Alemania por una fotografía en la que aparecía junto al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, cuestión que desató entonces una fuerte controversia en Alemania por entenderse como un apoyo a la campaña de éste por la reelección.

El jugador explicó en julio que decidió hacerse esa foto porque no hacerlo se hubiera interpretado como "una falta de respeto" hacia sus "raíces turcas", para añadir que "volvería" a hacerlo.

La controversia en torno a la foto acompañó a Özil todo el Mundial y persistió tras la eliminación prematura de la selección alemana, que defendía el título, en la fase de grupos de Rusia.

Löw hizo hoy un análisis de la participación de Alemania en el Mundial y reconoció que su "mayor error" fue que creyó que "con nuestro estilo dominador pasaríamos la primera fase. Cuando jugamos, todas las condiciones tienen que funcionar para que podamos afrontar ese riesgo elevado", dijo.

"Esas condiciones no las hemos cumplido en esos partidos", declaró el seleccionador a propósito de los que le hicieron merecer la salida del campeonato.

"Yo quería dominar más y estaba cien por cien seguro de que ganaríamos frente a México, Suecia y Corea del Sur. Al final asumí demasiado riesgo", concedió Löw, quien reconoció que "el espíritu de equipo no fue suficiente".

Secciones